Se adelantan las fiestas patrias en el Ángel

La victoria del Tri ante Costa Rica fue motivo para que la afición mexicana asistiera al Ángel de la Independencia a celebrar siendo ya una tradición.
La victoria del Tri ante Costa Rica fue motivo para que la afición mexicana asistiera al Ángel de la Independencia a celebrar siendo ya una tradición.
 La victoria del Tri ante Costa Rica fue motivo para que la afición mexicana asistiera al Ángel de la Independencia a celebrar siendo ya una tradición.  (Foto: Karina Xicotencatl)
Ciudad de México -
  • Algunos turistas del extranjero aprovecharon para tomar fotografías para el recuerdo
  • Buen ensayo en el Ángel de la Independienca del próximo 15 de septiembre

“Perdóname güey ya no pude llegar, pero te veo mañana te lo prometo, lo que pasa es que estoy en el Ángel festejando”, así se disculpó Orlando Martínez con su amigo Efrén, quien cumplía años este sábado y se quedó colgado con la fiesta por culpa de la Selección Mexicana de Futbol. Como Orlando decenas de aficionados mexicanos, ya sea de pasadita, por convicción o por seguirle la corriente a los cuates, se dieron cita en las inmediaciones de la glorieta en la que descansa el Ángel de la Indiependencia, zona que como ya es costumbre también, se encontraba custiodiada por un dispositivo de seguridad. “¡¿En dónde están, en dónde están los pinches ticos que nos iban a ganar!?, ¡el que no brinque es tico!”, los cánticos de guerra que los presentes que festejaron con bandera en mano o con trompeta en la boca el 0-3 de México ante Costa Rica. La cerveza como fiel compañera y la cámara fotográfica del celular para no perder detalle de la noche en la que el Tri de Javier Aguirre puso a los mexicanos más cerca de Sudáfrica 2010, pues con tres bonitos goles, uno de Giovani dos Santos, otro de Guille Franco y el último del “Principito” Andrés Guardado, los mexicanos sueñan de nueva cuenta con la justa mundialista. Los botes de espuma blanca comenzaron a vaciarse sobre las cabelleras de los transeúntes, quienes curiosos, asomaron la nariz para contagiarse un poco del ánimo que contagió Avenida Reforma. Los sellitos para los niños, el maquillaje tricolor, las trompetas de papel, las pelucas verde, blanco y rojo, aparecieron mientras se ejecutaba la vuelta olímpica. A pesar de que algunos animadores llegaron con sus cervecitas en la mano y en el estómago, no hubo incidentes por lamentar. Cerca de las 00:30 de este domingo, aún quedaban algunos aficionados dispersos soñando con el pase al Mundial del próximo año y con la posibilidad de traspasar la barrera de aquel famoso quinto partido.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×