Sufrieron tapatíos el triunfo del Tri

México ganó y está con pie y medio en el Mundial de Sudáfrica y la gente que vio el partido en algunas partes del centro de Guadalajara, pasaron momentos complicados, hubo un sentimiento parecido...
México ganó y está con pie y medio en el Mundial de Sudáfrica y la gente que vio el partido en algunas partes del centro de Guadalajara, pasaron momentos complicados, hubo un sentimiento parecido a la frustración por casi 80 minutos.
 México ganó y está con pie y medio en el Mundial de Sudáfrica y la gente que vio el partido en algunas partes del centro de Guadalajara, pasaron momentos complicados, hubo un sentimiento parecido a la frustración por casi 80 minutos.  (Foto: Notimex)
Guadalajara, Jalisco, México -
  • La felicidad eterna siempre la traen los triunfos

México ganó y está con pie y medio en el Mundial de Sudáfrica y la gente que vio el partido en algunas partes del centro de Guadalajara, pasaron momentos complicados, hubo un sentimiento parecido a la frustración por casi 80 minutos.

Por las inmediaciones de la Calzada Independencia Sur, a la altura de la avenida Constituyentes, donde hay bares para personas de bajo presupuesto, donde se ofertan dos cervezas y un caballito de tequila por 30 pesos, el ánimo no era nada bueno.

Tampoco era fatalista, pero el empate no traía emociones satisfactorias a los parroquianos.

“Otra vez la burra al trigo”, decía el que vende las películas piratas y que veía incrédulo cómo México no descifraba el anagrama que era Honduras.

Pero el sufrimiento terminó, y le dio paso a la euforia. El resultado era lo de menos, la promoción de las bebidas por las tres monedas de 10 pesos, iban a acompañar el doloroso empate y terminó patrocinando los festejos, los abrazos, las sonrisas, los puños en alto. Los saludos, y ahora volvieron las frases de triunfo.

“Yo sabía que se iba a ganar, se iba a sufrir, pero se podía ganar”, argumentó un aficionado recargado en la barra, como si todo su futuro dependiera de estar sobre la repisa donde se ponen las cervezas.

La felicidad eterna siempre la traen los triunfos. “Nos subieron los impuestos, pero ganó México, qué importa lo que pase”, era la voz que dominó en todo el salón, si es que así se le puede llamar a esta cantina.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×