La ciudad de la Reina albergó la fiesta de los mexicanos

La fiesta mexicana se desbordó en las calles aledañas a la casa de las Panteras de Carolina, donde incluso se instalaron vendedores ambulantes al más puro estilo azteca, como un vendedor de...
 La fiesta mexicana se desbordó en las calles aledañas a la casa de las Panteras de Carolina, donde incluso se instalaron vendedores ambulantes al más puro estilo azteca, como un vendedor de sombreros o una taquería itinerante.  (Foto: Notimex)
Bank of America Stadium, Charlotte, Carolina... -
  • Las calles aledañas al inmueble se tiñeron tricolores
  • Sobreros de Moroleón a 20 y 15 dólares

La fiesta mexicana se desbordó en las calles aledañas a la casa de las Panteras de Carolina, donde incluso se instalaron vendedores ambulantes al más puro estilo azteca, como un vendedor de sombreros o una taquería itinerante. Luis Arévalo, originario de Chihuahua y avecindado en Chicago, llegó desde la Ciudad de los vientos para ofrecer sombreros de palma, importados desde Moroleón, Guanajuato, para ofrecerlos muy por encima de su precio original. De a 20 dólares el grande y de a 15 billetes verdes los más chicos, el chihuahuense hizo un gran negocio con los paisanos, quienes consumieron su producto como pan caliente, justo en una avenida cercana al inmueble. Y ahí cerca también se instaló un carrito adaptado como taquería, donde había una larga fila para adquirir tacos de suadero, con cebolla, cilantro y por supuesto salsa roja y verde, mientras a todos los que esperaban se les hacía agua la boca de tan sólo el olor. Otros más acudieron con máscaras de luchadores, con bufandas y con las banderas tricolores, pero hubo un oaxaqueño, de nombre Juan que tenía una especie de sarape con el logo de la Federación Mexicana de Futbol, que mostró orgulloso a todo aquel que se lo pidió. Las tranquilas calles del centro de Charlotte, una ciudad financiera y que normalmente es difícil encontrar en ellas a personas a pie, hoy se tiñeron de verde, blanco y rojo, porque muchos mexicanos dejaron sus autos en los estacionamientos cercanos al estadio y caminaron algunas cuadras, mientras comenzaban la fiesta, con ruidos de cornetas y viva México.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×