Todo fue alegría en la comunidad ecuatoriana tras la victoria sobre el Tri

“Ecuador siempre primero, primero en mi corazón, todo el pueblo está esperando Tricolor querida tu consagración. Ecuador siento el latido, latido de tu corazón; todos ansiamos la gloria, vamos...
 “Ecuador siempre primero, primero en mi corazón, todo el pueblo está esperando Tricolor querida tu consagración. Ecuador siento el latido, latido de tu corazón; todos ansiamos la gloria, vamos adelante para ser campeón”, cantaron los sudamericanos.  (Foto: Ana Belén Ortiz)
Ciudad de México -
  • Parecía que hubieran ganado el Mundial
  • Festejaron con todo la pifia del “Chuletita” que parecía el empate
  • Todos son integrantes de la Asociación de Ecuatorianos Residentes en México

“Ecuador siempre primero, primero en mi corazón, todo el pueblo está esperando Tricolor querida tu consagración. Ecuador siento el latido, latido de tu corazón; todos ansiamos la gloria, vamos adelante para ser campeón”, cantaron los sudamericanos después del segundo tanto de su Selección, que le puso cifras definitivas al cotejo ante México.

La alegría invadió a los ecuatorianos radicados en México, que son alrededor de 600 en el Distrito Federal y cerca de mil en toda la República, pues su Tricolor se impuso 1-2 al Tricolor mexicano en vísperas del festejo del Bicentenario de México, una celebración que el país donde se encuentra la mitad del mundo realizó en el 2009.

Conforme avanzó el tiempo y el final del partido se acercaba, los ecuatorianos se relajaron más y comenzaron a disfrutar del calor de la velada, la fraternidad de sus compatriotas y la calidez de la gente mexicana que respetuosamente observó en el mismo lugar el duelo de los Tricolores.

La emoción resurgió al minuto 84, cuando parecía que la igualada mexicana llegaría en los botines del debutante Javier “Chuletita” Orozco, atacante del Cruz Azul que vio acción por primera vez con el Tri, pues al grito de “Ecuador, Ecuador” los sudamericanos festejaron la falla del ariete cementero en el Café Ocho de la Colonia Condesa.

Los mexicanos no se quedaron atrás y al son de: “México, México” intentaron hacerles competencia a las porras ecuatorianas, mandando la mejor de las vibras hasta Guadalajara a la Selección Azteca con el deseo de que se consolidara un empate que nunca llegó.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×