Festeja Tri Sub-17 con familiares

Llegó la hora de celebrar. Después de largas concentraciones, días alejados de la familia y nerviosismo por el ansiado debut en una Copa del Mundo, los 20 pupilos de Raúl Gutiérrez tuvieron...
 Llegó la hora de celebrar. Después de largas concentraciones, días alejados de la familia y nerviosismo por el ansiado debut en una Copa del Mundo, los 20 pupilos de Raúl Gutiérrez tuvieron algunos minutos para poder convivir con sus familiares.  (Foto: Juan Manuel Terán)
Morelia, Michoacán -
  • Algunos familiares viajaron hasta 12 horas para estar con sus jugadores
  • Los futbolistas tuvieron la oportunidad de convivir poco más de una hora

Llegó la hora de celebrar. Después de largas concentraciones, días alejados de la familia y nerviosismo por el ansiado debut en una Copa del Mundo, los 20 pupilos de Raúl Gutiérrez tuvieron algunos minutos para poder convivir con sus familiares, platicar con ellos y, entre risas, rememorar lo que hace algunas horas fue el mejor momento en sus carreras, pues el triunfo en la inauguración de un Mundial, no es para menos.   Los jardines y el lobby del hotel de concentración sirvieron como sede perfecta para que se rompieran los protocolos por algunos segundos y los TRIunfantes jugadores pudieran compartir con sus allegados la forma como el día de hoy pintaron de verde el Morelos y lo convirtieron en toda una fiesta.   Autógrafos, fotos y saludos fue la constante entre los padres de los jóvenes futbolistas que no sólo felicitaban a sus hijos sino que tuvieron la oportunidad de convivir con los demás elementos del plantel, platicar y por supuesto, felicitarlos por la victoria conseguida este sábado.   Como ha sido toda una costumbre, Dilan Nicoletti, portero suplente del combinado azteca es el más asediado por los seguidores del Tri, aunque en esta ocasión fue buscado por las allegadas de sus compañeros que no querían perder la oportunidad de tomarse una foto o llevarse la rúbrica  del portero de Newell’s Old Boys que no se cansó de firmar playeras, balones y gorras, entre los que destacaban algunos pequeños que se sorprendían por su 1.88 de altura.   A través de mantas y playeras los familiares expresaron el cariño para los integrantes de la Selección Mexicana Sub-17 destacando las playeras que los más de 15 familiares de Luis Guzmán portaron o las 12 horas que la familia de Marco Antonio Bueno viajo, vía terrestre, desde Culiacán, Sinaloa hasta la capital michoacana para estar presentes en uno de los mejores días del delantero mexicano.   Así, el sábado cerró con broche de oro para la Selección Mexicana que terminó con las dudas y la presión que se habían generado para dar paso a la confianza y a la seguridad que los acompañará a partir de este día.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×