Arma policía trifulca afuera del Morelos

Los empujones, agresiones verbales y hasta algunos golpes se hicieron presentes en el Morelos.
Los empujones, agresiones verbales y hasta algunos golpes se hicieron presentes en el Morelos.
 Los empujones, agresiones verbales y hasta algunos golpes se hicieron presentes en el Morelos.  (Foto: Juan Manuel Terán)
Estadio Morelos -
  • La policía estatal intentó llevarse a un elemento del Grupo GH de seguridad privada
  • Algunos aficionados tuvieron que intervenir para calmar la situación

Los empujones, agresiones verbales y hasta algunos golpes se hicieron presentes en el Morelos. Un par de horas antes de que diera inicio el segundo duelo del Tri en el Mundial Sub-17, la Policía del Estado de Michoacán y algunos elementos de la empresa GH de Seguridad Privada estuvieron a punto de desatar la violencia cuando se hicieron de palabras y empujones defendiendo sus intereses.   Justo a las afueras de la Puerta 3 y en donde están colocados la mayoría de los stands de patrocinadores y vendedores oficiales, un aficionado denunció ante la Policía del estado que un elemento del Grupo GH estaba dejando ingresar a algunas personas sin boleto y a cambio de lo que se conoce como una ‘mordida’, situación que de inmediato los agentes de la Secretaria de Seguridad Pública Estatal atendieron.   Dos policías intentaron llevarse preso a dicho elemento de seguridad privada que no quiso revelar su nombre, cuando sus compañeros comenzaron a protestar señalando que no estaba cometiendo ningún delito y que no había motivos para trasladarlo, por lo que los ánimos comenzaron a calentarse entre ambos bandos e incluso desatando los empujones, mentadas de madre y hasta algunos golpes entre los inmiscuidos.   Toda esta situación se desarrolló junto a cientos de personas que participaban en los juegos y dinámicas establecidas por los patrocinadores por lo que algunos niños tuvieron que separarse del lugar e incluso algunos aficionados trataron de intervenir para separarlos sin éxito.

Finalmente, los líderes de ambos grupos arribaron al lugar y después de 10 minutos llegaron a un arreglo para calmar las cosas y sin castigar al que había sido señalado por un aficionado.   De esa forma, Morelia no se aleja de los problemas, pues luego de las complicaciones de logística que tuvieron los aficionados para ingresar al estadio el día de la inauguración, el robo que se dio en el hotel sede para holandeses y norcoreanos, ahora la propia seguridad del estadio desató los problemas a las afueras del inmueble.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×