Festejan en el Ángel de la Independencia

“Y ya lo ven, y ya lo ven somos campeones otra vez”, cantaban los aficionados de la Selección Mexicana que no fallan en el Ángel de la Independencia cuando de festejar un triunfo se trata.
 “Y ya lo ven, y ya lo ven somos campeones otra vez”, cantaban los aficionados de la Selección Mexicana que no fallan en el Ángel de la Independencia cuando de festejar un triunfo se trata.  (Foto: Edgar Malagón)
Ciudad de México -
  • La gente acudió al monumento para festejar la victoria de al Selección Mexicana en la Copa Oro

“Y ya lo ven, y ya lo ven somos campeones otra vez”, cantaban los aficionados de la Selección Mexicana que no fallan en el Ángel de la Independencia cuando de festejar un triunfo se trata.

Hasta el monumento de Paseo de la Reforma se dieron cita cientos de aficionados que no dejaban de gritar porras para el Tri.

“Dice, una, dos, tres, ay, ay, ayyy, canta y no llores”, gritaron tres amigos que se abrazaron y se integraron al grupo que estaba en la Glorieta para entonar el Cielito Lindo a todo pulmón.

Trompetas, gorros, pelucas, máscaras y cuanta indumentaria pudieron conseguir los seguidores del Tri se pusieron para celebrar que el combinado azteca derrotó este sábado a Estados Unidos en la Final de la Copa Oro en Pasadena, California.

Como siempre que se reúnen en la glorieta más famosa de la Ciudad de México, la multitud se pregunta “¿y dónde están, y dónde están los pin... gringos que nos iban a ganar?”

De inmediato comienzan a pedir una vuelta, una vuelta y la gente movida por la inercia de los organizadores comienza a correr alrededor del monumento que es custodiado por decenas de policías.

Los principales organizadores son un grupo de jóvenes que portan un bombo y son quienes en un arrebato de creatividad piden cambio de sede para festejar: “Vamos a la Palma, vamos a la palma” y comienzan a caminar en esa dirección. Un minuto después regresan y vuelven a iniciar las vueltas alrededor del Ángel de la Independencia.

Tras 45 minutos de festejo aparece un grupo de motociclistas, a quienes la policía permite el paso para que se unan a los seguidores tricolores.

De inmediato la gente aprovecha que bajan la velocidad para no atropellar a alguien y los llenan de espuma sin que ellos puedan defenderse.

El artículo sensación de esta noche no son las playeras de Giovani dos Santos, autor del gol más bonito de la tarde en el 4-2 final, sino las banderas tricolores con la imagen de Javier “Chicharito” Hernández que son mostradas con orgullo.

Al final ni la lluvia interrumpió el festejo pues sólo unas cuantas gotas amagaron con arruinar la fiesta que el Tri empezó cuando conquistó su sexta Copa Oro.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×