Julio Gómez, el 'Niño Héroe' de Torreón

Cuando Julio Gómez debutó el 22 de enero de 2011 en un Santos-Pachuca en el Nuevo Estadio Corona, jamás imaginó que seis meses y medio después convertiría el gol de su vida en las Semfinales del...
Julio Gómez anotó para México.
 Julio Gómez anotó para México.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  •  Gómez debutó en el Máximo Circuito con Pachuca en la cancha de Santos
  •  Un semestre después, encabezó el triunfo del Tri

Cuando Julio Gómez debutó el 22 de enero de 2011 en un Santos-Pachuca en el Nuevo Estadio Corona, jamás imaginó que seis meses y medio después convertiría el gol de su vida en las Semfinales del Mundial Sub-17. Corría el minuto 64' del partido de la Jornada 3 entre Tuzos y Laguneros, cuando el entonces Director Técnico de los hidalguenses, Pablo Marini, decidió sacar a un joven de la banca de apenas 16 años. Así, Julio Enrique Gómez convirtió en realidad el sueño del cualquier niño: debutar en Primera División. Seis meses y medio después, el escenario era el mismo, los colores diferentes. Ahora, Julio Gómez defendía los colores de la Selección Mexicana Sub--17. Con su número ocho sorprendió a propios y extraños y apenas al minuto 3' puso arriba al Tri. El partido se empezó a complicar. Alemania le dio la vuelta y a 15' minutos de que finalizara el partido todo parecía un negro panorama para México. Llegó un tiro de esquina que cobró Jorge Espericueta y que se incrustó en el ángulo superior izquierdo de la potería alemana. México estaba vivo en el partido, pero no todo era alegría. Julio Gómez tuvo un fuerte choque de cabezas con Yesil y salió sangrando y en camilla de la cancha. Unos instantes después, el Nuevo Estadio Corona comenzó a corear un estruendoso "México, México", y como si se tratara de un cuento con final feliz, Julio Gómez se recuperaba del fuerte golpe. Con una venda que le rodeaba toda la cabeza, el ocho del Tri regresó entre aplausos a la cancha. Por si todavía le faltaba un poco de emoción al partido, de nueva cuenta en un tiro de esquina cobrado por Jorge Espericueta, apareció un valiente Julio Gómez en los linderos del área chica con una espectacular chilena que se metió dramáticamente en el poste contrario de la meta alemana. Así, Julio Gómez se convirtió en un 'Niño Héroe' más. Los recuerdos del Mundial de Perú 2005 han regresado a los mexicanos que ahora sueñan con que el 10 de julio estos jóvenes puedan levantar la Copa en el Estadio Azteca.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×