La afición no llenó el TSM para ver al Tri

El objetivo de llevar un juego eliminatorio del Tri a Torreón no se cumplió, pues el estadio no se llenó en el juego ante El Salvador.
 Así lucía el TSM minutos antes del duelo eliminatiorio.  (Foto: Notimex)
Estadio Corona -
  • La cira oficial de aficionados en el estadio fue de 21 mil 885
  • Oribe Peralta fue el jugador más aclamado por la afición que llegó al partido

El objetivo de llevar un juego eliminatorio del Tri a Torreón no se cumplió. Luego de que la afición de la capital del país no respondió en los partidos eliminatorios ante Guyana y Costa Rica, la Federación Mexicana de Futbol decidió llevar el último cotejo de la Fase 3 ante El Salvador al TSM para garantizar el llenó y al final tampoco se logró.

Pese a que el costo de los boletos fue muy similar al que se tuvo en los otros encuentros que se llevaron a cabo en el Estadio Azteca e incluso por debajo del amistosos que se tuvo el año pasado ante Brasil, los aficionados laguneros no lograron ocupar los 30 mil lugares que tiene como aforo el inmueble de Torreón.

“Efectivamente, creo que vamos a cerrar en Torreón, Coahuila, ya hablamos con Alejandro Irarragorri, seguramente va a ser un éxito. Oribe Peralta es el héroe de todos nosotros, como los 18 que ganaron la Medalla de Oro olímpica y creo que va a ser bueno", fueron las palabras que expresó Justino Compeán, Presidente de la FEMEXFUT, al confirmar la nueva sede.

A falta de media hora para el encuentro el estadio aún se encontraba semivacío por lo que prácticamente era seguro que el partido no tendría aforo completo.

Fue hasta la ceremonia de los himnos y en el transcurso de los primeros minutos cuando el estadio fue tomando forma hasta alcanzar los 21 mil 885 seguidores que entraron, siendo la lateral poniente y la cabecera sur la que más huecos presentaba y que hacían evidente que el estadio no se había llenado como en los duelos ante Costa Rica, previo a Sudáfrica 2010, y ante Brasil, amistoso en 2011.   ORIBE MARCÓ SU TERRITORIO

La afición sí respondió en el respaldo que le dieron en todo momento a Oribe Peralta, jugador del Santos Laguna que se ha convertido en todo un ídolo tras el título obtenido con los Guerreros el verano pasado y la Medalla de Oro que consiguió con el Tri en los Juegos Olímpicos de Londres.

Las playeras con su nombre inundaron la explanada del TSM, así como las pancartas que lo calificaban como el nuevo “héroe nacional” y el “Guerrero hecho en Torreón”.

La ovación en el estadio no cesó en ningún momento, primero cuando salió a calentar y luego cuando su nombre fue anunciado en la alineación titular, aunque el momento cumbre fue cuando marcó el tanto con el que el Tri se abrió camino para el triunfo y la marca perfecta en la Fase 3 de la eliminatoria rumbo a Brasil 2014.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×