Provoca el Tri que Italia espere fuera de Maracaná

El Tri fue más rápido que Italia ya. Al menos en el recorrido al estadio Maracaná desde el hotel de concentración, el equipo mexicano llegó más rápido que Italia y provocó un pequeño cambio en la...
El Tri fue más rápido que Italia ya. Al menos en el recorrido al estadio Maracaná desde el hotel de concentración, el equipo mexicano llegó más rápido que Italia y provocó un pequeño cambio en la logística que la "Squadra Azurra" tuvo que pagar.
 El Tri fue más rápido que Italia ya. Al menos en el recorrido al estadio Maracaná desde el hotel de concentración, el equipo mexicano llegó más rápido que Italia y provocó un pequeño cambio en la logística que la "Squadra Azurra" tuvo que pagar.  (Foto: Juan Manuel Terán)
Estadio Maracaná, Brasil -
  • México llegó a las 14:20 horas encabezados por José Manuel de la Torre
  • Italia llegó detrás, apenas 2 minutos después que el Tri

El Tri fue más rápido que Italia ya. Al menos en el recorrido al estadio Maracaná desde el hotel de concentración, el equipo mexicano llegó más rápido que Italia y provocó un pequeño cambio en la logística que la "Squadra Azurra" tuvo que pagar. En el transporte oficial que la FIFA designo para el Tri en la Copa Confederaciones, México arribó a las 14:20 horas tiempo de Brasil al mítico estadio. Los jugadores mexicanos observaban desde el autobús el apoyo de algunos aficionados mexicanos que los identificaron y también de algunos brasileños que no dudaron en unirse al festejo tricolor. El cuadro azteca ingresó hasta la carpa en la que los jugadores descienden del autobús para dirigirse a los vestidores del estadio y fue en ese momento que provocó la espera de Italia y el contratiempo en la logística. En teoría los voluntarios, personal de seguridad y la Policía de Río de Janeiro esperaban que Itallia llegara primero, pero al ver arribar el autobús del Tri, tuvieron que abrir las puertas y permitirles la entrada. Dos minutos más tarde llegó el equipo comandado por Cesare Prandelli y fue cuando las autoridades detuvieron el autobús a unos metros de la entrada para permitir que los jugadores del Tri bajaran y después los italianos hicieran lo mismo en el lugar que dejaría el transporte tricolor. Fueron apenas un par de minutos los que Italia esperó en la calle siempre bien escoltado por la seguridad que incluía motocicletas, camionetas de la policía local, ambulancias y hasta bomberos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×