Sacia 'torcida' sed de revancha

La sed de revancha encontró alivio. Fueron casi 11 meses los que pasaron desde aquella tarde triste en Londres para que los brasileños pudieran tomar "revancha" del triunfo que México les arrebató.
La sed de revancha encontró alivio. Fueron casi 11 meses los que pasaron desde aquella tarde triste en Londres para que los brasileños pudieran tomar "revancha" del triunfo que México les arrebató.
 La sed de revancha encontró alivio. Fueron casi 11 meses los que pasaron desde aquella tarde triste en Londres para que los brasileños pudieran tomar "revancha" del triunfo que México les arrebató.  (Foto: Notimex)
Estadio Castelao, Brasil -
  • Hulk fue el jugador brasileño más ovacionado por los brasileños

La sed de revancha encontró alivio. Fueron casi 11 meses los que pasaron desde aquella tarde triste en Londres para que los brasileños pudieran tomar "revancha" del triunfo que México les arrebató, aunque claro está la diferencia de resultados fue grande, pues aunque México quedó virtualmente eliminado de la Confederaciones, se trató de un mero partido de Fase de Grupos. Desde las horas previas al partido, la “torcida” brasileña dio visos de querer ver a su equipo cobrar un poco de la cuenta pendiente que tiene con México por los últimos resultados y sobre todo por aquel partido de Wembley. Fue prácticamente una hora antes cuando el Estadio Castelao lucía lleno e inundado por playeras amarillas. Apenas un pequeño sector en la parte alta del coloso se pintó de verde, pero en cuanto comenzaron los gritos de aliento todo fue totalmente “Verdeamarela”. El ¡Brasil, Brasil! llenó las gargantas de los miles de seguidores que se habían dado cita en el estadio para el encuentro ante el Tri. También el cántico: "Eu sou brasileiro con muito orgullo, con muito amor" hizo del estadio una sola voz que impactaba al momento de escucharlo. Tan pronto el Tri saltó a la cancha, lo hicieron sentir visitante. Un abucheo monumental fue el que se llevo el equipo mexicano aunque de poca duración pues fueron seguidos por el "Scratch du Oro" que se llevó las palmas y nuevamente el grito de Brasil explotó. Ya en el partido, Hulk se fue como el hombre más ovacionado del encuentro y en cada tiro de esquina que cobraba, el grito de ¡Hulk, Hulk! aparecía en la tribuna, sin dejar de ovacionarlo al momento de abandonar la cancha y dejar su lugar para Lucas Moura. Los jugadores brasileños también participaron de la fiesta. Si ya al momento de comenzar el juego el apoyo era impresionante, Dani Alves y Neymar alentaban a la tribuna en busca de que pesaran más aunque no hiciera falta. El partido comenzó con el 2-0 en favor de los brasileños, pero ahí la fiesta y la revancha comenzaban a disfrutarse para la 'torcida'.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×