Ni la lluvia, ni la CNTE ni nada nos detendrá: afición Tricolor

Hoy el apoyo es total y absolutamente nada detiene a la afición mexicana que se trasladó desde diferentes puntos de la República Mexicana para apoyar a su Selección.
Hoy el apoyo es total y absolutamente nada detiene a la afición mexicana que se trasladó desde diferentes puntos de la República Mexicana para apoyar a su Selección.
 Hoy el apoyo es total y absolutamente nada detiene a la afición mexicana que se trasladó desde diferentes puntos de la República Mexicana para apoyar a su Selección.  (Foto: Juan Manuel Terán, )
Estadio Azteca, Ciudad de México -
  • Plásticos, cartones y hasta sombreros sirvieron como 'sombrillas'

Hoy el apoyo es total y absolutamente nada detiene a la afición mexicana que se trasladó desde diferentes puntos de la República Mexicana para apoyar a su Selección. "Si ya viajamos casi 20 horas desde Chihuahua, una lloviznita no va a ser impedimento para ver a la Selección", fueron las palabras de algunos pasajeros de un autobús que llegó procedente del norte del país y que apenas alcanzó a entrar al estacionamiento del Estadio Azteca, pues 90 minutos antes del duelo ya estaba lleno. Y como ellos, miles de personas que arribaron hasta el coloso de Santa Úrsula cubriéndose de la lluvia de diferentes formas. Algunos con doble impermeable, otros con sombreros, otros con plásticos que de los 10 pesos que costaban antes de la lluvia, llegaron a los 20 con el aguacero. Absolutamente nada detendría a la afición Tricolor que ya había agotado los boletos y que comenzaba a jugar su partido horas antes del silbatazo inicial en el terreno de juego. Incluso algunos no tuvieron problema o más remedio que comer algún refrigerio con improvisados impermeables y en un puesto que intentaba cubrirlos pero que resultaba completamente insuficiente para detener la gran cantidad de agua que cayó sobre el sur de la ciudad. "Lorena", la tormenta tropical que azotaba el Pacífico mexicano, simplemente fue un rival más que los seguidores mexicanos superaron para estar con su Selección, aquella que les debe una buena actuación desde hace varios meses.