¡Olé, olé, olé, oleeeee, Raúl!: Afición

Basto que tuviera una pelota para hacer magia. La forma en la que Raúl Jiménez se suspendió en el aire será recordado por muchos años y quedará grabado en la mente de los miles de mexicanos que...
Basto que tuviera una pelota para hacer magia. La forma en la que Raúl Jiménez se suspendió en el aire será recordado por muchos años y quedará grabado en la mente de los miles de mexicanos que asistieron al Estadio Azteca.
 Basto que tuviera una pelota para hacer magia. La forma en la que Raúl Jiménez se suspendió en el aire será recordado por muchos años y quedará grabado en la mente de los miles de mexicanos que asistieron al Estadio Azteca.  (Foto: Notimex, )
Estadio Azteca, Ciudad de México ante un lleno -
  • Fue al minuto 85 cuando Raúl Jiménez se suspendió en el aire para anotar un golazo
  • Fueron los encargados de entonar las notas del himno nacional mexicano

Basto que tuviera una pelota para hacer magia. La forma en la que Raúl Jiménez se suspendió en el aire será recordado por muchos años y quedará grabado en la mente de los miles de mexicanos que asistieron al Estadio Azteca para observar el triunfo y uno de los capítulos más dramáticos en la historia del futbol mexicano.

Jiménez recibió una pelota en el área completamente de espaldas y no la pensó dos veces. Se levantó en el aire e impactó el esférico de pierna derecha para ponerla pegada al poste y desatar una auténtica locura en el coloso de Santa Úrsula. Era el gol del triunfo, el que le regresaba la vida a México de cara al Mundial.

La explosión del Azteca fue simplemente ensordecedora, no hubo persona que no gritará el gol y que no disfrutara de uno de los más bellos tantos que se han anotado sobre la cancha del mítico inmueble mexicano. Sólo algo así podía revivir a un Tri que parecía no terminar con los fantasmas, pero que hoy vuelve a soñar con Brasil 2014.

tras el tanto, el grito de ¡sí se puede!, cambió por un dramático y emotivo ¡olé, olé, olé, oleeee Raúl, Raúl!,  que explotó en las gargantas de los miles de aficionados que se dieron cita y que presenciaron un auténtico partido que no se olvidará nunca.