Responde afición sin llenar el Azteca

Se trata del partido más importante en años para la Selección Mexicana, aunque no para la afición que dejó un buen número de huecos vacíos en el Estadio Azteca instantes antes del inicio del partido.
Se trata del partido más importante en años para la Selección Mexicana, aunque no para la afición que dejó un buen número de huecos vacíos en el Estadio Azteca instantes antes del inicio del partido.
 Se trata del partido más importante en años para la Selección Mexicana, aunque no para la afición que dejó un buen número de huecos vacíos en el Estadio Azteca instantes antes del inicio del partido.  (Foto: Notimex)
Estadio Azteca, Ciudad de México -
  • Al inicio del juego habían alrededor de 80 mil aficionados

Se trata del partido más importante en años para la Selección Mexicana, aunque no para la afición que dejó un buen número de huecos vacíos en el Estadio Azteca instantes antes del inicio del partido.   En ese momento, el inmueble lucía un aforo de aproximadamente 80 mil espectadores, de los alrededor de 100 mil con que cuenta.   El clima fue propicio para que Santa Úrsula luciera el lleno desde un buen rato antes. Sin embargo, los cuatro partidos del Hexagonal en esta casa sin victoria alguna significaron la contraparte para un público que en esos encuentros apenas ha visto un gol.   De cualquier modo, los fanáticos presentes desde minutos antes del silbatazo inicial manifestaron su apoyo al equipo, con ovaciones tanto en la salida al calentamiento con cuando volvieron a los vestidores.   También durante el anuncio de la alineación dedicaron los aplausos y gritos más sonoros para jugadores como Rafael Márquez, Javier Hernández y Miguel Layún.   A diferencia del último partido en el Azteca, ante Honduras en septiembre pasado, esta vez la Federación Mexicana de Futbol no anunció que se hubieran agotado los boletos.   Los primeros aficionados en poner el ambiente fueron los visitantes, quienes se ubicaron en una de las cabeceras de la Planta Alta, desde donde cantaron "¡Sele, aquí está tu barra!", cuando su equipo salió a calentar.   Para calentar al público local, minutos antes del inicio del juego también entonaron un "¡Argentina, Argentina!", luego de la polémica que se dio en la semana porque al interior del plantel canalero bromeaban al no saber si escucharían el Himno mexicano o el pampero, dados los tres naturalizados que llegó a convocar el DT Víctor Manuel Vucetich en las concentraciones para preparar este partido.