El Tri tuvo un festejo discreto

Apenas sonó el silbatazo final que oficializó el boleto a Brasil 2014, los seleccionados mexicanos caminaron sin demasiada prisa para abrazarse entre sí e intercambiar camisetas con los...
Wellington, Nueva Zelanda -
  • Los jugadores cenaron en el hotel a manera de celebración

Apenas sonó el silbatazo final que oficializó el boleto a Brasil 2014, los seleccionados mexicanos caminaron sin demasiada prisa para abrazarse entre sí e intercambiar camisetas con los integrantes de la Selección de Nueva Zelanda.

Con poca euforia se dio el festejo del Tricolor esta noche en la cancha del Estadio Westpac, donde los momentos de mayor júbilo se vieron en la banca visitante mientras Oribe Peralta marcaba los goles que significaban el último clavo para los “All Whites” cuando apenas iba media hora de partido.

Al final, los jugadores se pusieron camisetas con la leyenda “México a Brasil 2014”. Con la misma sobriedad de la frase, se reunieron en un círculo todavía en el terreno de juego, donde el Director Deportivo Ricardo Peláez les dio unas palabras a los jugadores.

El entrenador Miguel Herrera reconoció que hubo júbilo pero también mesura en el vestidor y que de vuelta en el hotel se encerrarían para platicar sobre el pase y disfrutar el momento.

“Festejaron en el vestidor con mesura, este grupo se partió el alma para el resultado, ganamos con autoridad, aflojamos poquito y ellos aprovecharon descuidos, pero con ocho goles de diferencia es lógico que el equipo empezara a aflojar”, explicó el “Piojo”.

“Iremos al hotel a cenar tranquilos, nos iremos muy temprano, vamos a estar encerrados para decirnos lo que sentimos, pero el viaje de regreso es muy importante, entonces hay que cuidar a los demás para que regresen para buscar el campeonato”.

Sin embargo, el DT recordó que tras el partido aún no pensaba en la Liguilla con el América.

“Venimos a este viaje a sacar un boleto tan lejos al otro lado del mundo y nos deja contentos, pero aquí me olvido de los colores, los equipos, las banderas, todos nos pusimos la verde”, destacó.

En la comitiva mexicana estuvo el Presidente de la Federación Mexicana de Futbol, Justino Compeán, quien llegó a Wellington apenas este martes por la noche y se negó a dar declaraciones sobre la clasificación al final del partido, cuando estaba en la zona de vestidores.

El Tri volará de Wellington a Sydney, Australia, a alrededor de las 7:00 horas locales de este jueves (12:00 del mediodía de miércoles en México) y de ahí se trasladarán a Los Ángeles, donde abordarán un vuelo chárter que los dejará en el D.F. a aproximadamente las 14:30 horas del jueves, tiempo de México.