Se rindió el Azteca ante el Cuau

'En verdad se los agradezco y viva México cabrones', fueron las últimas palabras de Cuauhtémoc Blanco como seleccionado mexicano cuando tomó el micrófono en la cancha del Estadio Azteca.
'En verdad se los agradezco y viva México cabrones', fueron las últimas palabras de Cuauhtémoc Blanco como seleccionado mexicano cuando tomó el micrófono en la cancha del Estadio Azteca.
 'En verdad se los agradezco y viva México cabrones', fueron las últimas palabras de Cuauhtémoc Blanco como seleccionado mexicano cuando tomó el micrófono en la cancha del Estadio Azteca.  (Foto: Notimex, )
Estadio Azteca -
  • El delantero se despidió de la Selección Mexicana con un homenaje en el Estadio Azteca

"En verdad se los agradezco y viva México cabrones", fueron las últimas palabras de Cuauhtémoc Blanco como seleccionado mexicano cuando tomó el micrófono en la cancha del Estadio Azteca.   El delantero no volverá a vestir al playera Tricolor y para recordarlo recibió un homenaje en el entretiempo en el partido entre México e Israel, donde el público se rindió ante el jugador.   Tras el silbatazo del medio tiempo, jugadores del Tri rodearon al Cuau y Rafael Márquez fue quien le entregó una playera con el número 10 en el dorsal.   Además, de manos de Héctor González Iñárritu, Director de Selecciones Nacionales, recibió una escultura en forma de botines dorados y una réplica de una Copa del Mundo.   Ahí comenzó a dar la vuelta olímpica al estadio acompañado de su familia y sus amigos como Ángel González “Coca” y su representante José Manuel Saénz.   “Oe, oe, oe, Temo, Temo”, cantaba la afición del inmueble al delantero, quien jugó tres Mundiales (Francia 98, Corea-Japón 2002, y Sudáfrica 2010), y salió como capitán al terreno de juego.   Su primera falta la recibió al minuto con 35 segundos. Al 33’ cuando Rami Gershon le cometió falta y fiel a su estilo reclamó al árbitro una amonestación para el rival .   Finalmente, al 37’ la pizarra de cambio se iluminó y apareció el número 10, quien dejó su lugar en el campo por Raúl Jiménez antes de acercarse a la banca y saludar de mano y con un abrazo a cada uno de los integrantes del equipo.   Así dijo adiós al representativo nacional Cuauhtémoc Blanco con 41 años de edad y rodeado del cariño de la afición que ovacionó de pie al delantero.

No te pierdas