Duele en el alma: Miguel Herrera

Evidentemente consternado, el entrenador de la Selección Nacional, Miguel Herrera, manifestó su tristeza por la baja de Luis Montes y aseguró que por el momento nadie en su equipo piensa en otra...
Dallas, Texas, Estados Unidos -
  • El DT del Tri reconoció que la etapa de preparación se puso muy difícil

Evidentemente consternado, el entrenador de la Selección Nacional, Miguel Herrera, manifestó su tristeza por la baja de Luis Montes y aseguró que por el momento nadie en su equipo piensa en otra cosa más que en acompañar al “Chapo”. "Le pego muy fuerte al equipo, todos estaban en la banda como idos, algunos con lágrimas" “Te duele en el alma, además ser un chavo así lleno de vida, lleno de transmitirle siempre algo al equipo, su buena vibra… por todo lo que transmite el ‘Chapito’ nos duele”, expresó. “Tenemos que hacer partidos de preparación a final de cuentas, el equipo lo hace bien pero en la cabeza de los muchachos esta acompañar al ‘Chapo’ solamente”. Minutos antes de que el DT ofreciera la conferencia, el Director de Selecciones Nacionales, Héctor González Iñárritu, coordinaba en conjunto con los encargados de seguridad del Tricolor el traslado de un médico de Dallas al hospital donde fue trasladado Montes, el Memorial Arlington, para tener la opinión de un experto que conoce el medio médico en esta ciudad. “Sin duda, ‘Chapo’ era uno de los nombres (para ser titular en el Mundial) y ahora ya no puede estar”, lamentó Herrera. "Entré (al vestidor) y estaban apesadumbrados, golpeando los ‘lockers’, les dije ‘siéntense muchachos, vamos a estar tranquilos" “Lo que le pedimos al jugador es que dé el máximo, se entregue para llegar lo mejor posible por el poco tiempo de trabajo y hoy se pone mucho más difícil porque se caen dos muchachos que ya sabían la idea”, agregó. Relató que al medio tiempo varios jugadores mostraron su coraje por la situación y que al final se reunieron en el vestidor para rezar por Montes y regresar la mira al partido. “Le pego muy fuerte al equipo, todos estaban en la banda como idos, algunos con lágrimas”, mencionó. “En el medio tiempo pensé que el equipo se iba a venir para abajo, entré (al vestidor) y estaban apesadumbrados, golpeando los ‘lockers’, desconectados, les dije ‘siéntense muchachos, vamos a estar tranquilos, a desconectar esta situación difícil”.