Tapatíos disfrutaron del partido de México en el Mundial

Las autoridades locales colocaron toldos, pantallas gigantes y sillas para que la afición se acercara al primer cuadro de la "Perla Tapatía", el espacio resultó insuficiente para la afición.
Las autoridades locales colocaron toldos, pantallas gigantes y sillas para que la afición se acercara al primer cuadro de la "Perla Tapatía",  el espacio resultó insuficiente para la afición.
 Las autoridades locales colocaron toldos, pantallas gigantes y sillas para que la afición se acercara al primer cuadro de la "Perla Tapatía", el espacio resultó insuficiente para la afición.
Guadalajara, Jalisco -
  • Cientos de aficionados se congregaron en la Plaza Liberación

A pesar de que las autoridades locales colocaron toldos, pantallas gigantes y sillas para que la afición se acercara al primer cuadro de la "Perla Tapatía", el espacio dispuesto resultó insuficiente para la afición que se acercó a ver el encuentro entre la Selección mexicana y su similar de Camerún, donde el Tri consiguió el triunfo. Varios cientos de personas pudieron ver el encuentro ante las inclemencias del clima en Guadalajara. Mientras en la pantalla, los aficionados veían cómo el aguacero azotó el Estadio Das Dunas en Natal, los tapatíos soportaban estoicamente el sol y el calor, con tal de ver el primer triunfo del equipo de Miguel Herrera en Brasil 2014. Las camisetas verdes y las botellas de agua, o en su defecto los refrescos, fueron la constante entre los aficionados tapatíos que observaron el encuentro en el centro de la ciudad. Fue en la Plaza Liberación donde se dio la concentración mayor de aficionados que observaron el encuentro, además de restaurantes, bares y cafés de las calles aledañas, que sufrieron con los dos tantos que le anularon al equipo mexicano durante la primera mitad. Sin embargo, conforme el trámite del encuentro se fue inclinando a favor del cuadro mexicano, la afición tapatía comenzó a celebrar cada ocasión en que México tocó la puerta del equipo africano. Se espera que las celebraciones se trasladen a otros puntos, como la glorieta Minerva, donde se congregan los tapatíos cada que se consigue una victoria importante.