Lloró 'Chicharito' por los pocos que confiaron en él

Las lágrimas que mostró durante el festejo del tercer gol mexicano, el suyo esta noche y su tercero en Mundiales, tuvieron varios significados para Javier Hernández.
Las lágrimas que mostró durante el festejo del tercer gol mexicano, el suyo esta noche y su tercero en Mundiales, tuvieron varios significados para Javier Hernández.
 Las lágrimas que mostró durante el festejo del tercer gol mexicano, el suyo esta noche y su tercero en Mundiales, tuvieron varios significados para Javier Hernández.  (Foto: Getty, )
Arena Pernambuco -
  • El delantero dijo que al celebrar el gol se convenció de que nunca quiere perder la confianza en sí mismo

Las lágrimas que mostró durante el festejo del tercer gol mexicano, el suyo esta noche y su tercero en Mundiales, tuvieron varios significados para Javier Hernández. El propio delantero relató que en ese momento pensó en sus pocos incondicionales, quienes lo han acompañado en los momentos duros en su carrera. "Fueron lágrimas para tratar de conectarme con toda mi gente, con toda mi familia, con todos mis seres queridos, con todos los que me rodean; también conmigo mismo", expresó tras la victoria ante Croacia. "Fue una prueba de que yo no quiero perderme la confianza nunca, que tengo sueños y metas que ojalá las pueda cumplir". -¿En quién pensaste en ese momento?- "En la poca gente que todo este año ha confiado en mí a ciegas, de lo que no he tenido en todo este año; en que poca gente sabe que poca gente ha confiado en mí", respondió. El 3-0 le valió para alcanzar 36 tantos con la Selección Mexicana, ya sólo 10 menos que el líder histórico Jared Borgetti. Cuestionado sobre ese tema, el delantero nuevamente reflejó un sentimiento de injusticia. "Habla de que siento que voy por buen camino, que quiero seguir así, que las estadísticas van a estar ahí, para la gente que les gusta", añadió. "Pero para mí bien, lo vivimos: tres años muy bien con la Selección, (luego) un año que no había tenido en mi club y terminé en la banca, entonces hay que vivir el presente, no hay que vivir ni del pasado ni de lo que se va a venir". Más que feliz en su paso por la zona mixta de la Arena Pernambuco, "Chicharito" cargó un balón desinflado. No supo si era el de su anotación pues aclaró que sólo quería llevarse una pelota de recuerdo de este Mundial, algo que ya habían hecho otros seleccionados en partidos previos. Reiteró que no vive del gol sino para disfrutar del futbol y que el espíritu del Tri es el mismo, ya que todos fueron protagonistas para las atajadas de Guillermo Ochoa contra Brasil como ahora lo mismo para los goles ante Croacia. "Nosotros no somos resultadistas, de que si metiste gol eres el mejor, o si en un partido la fallaste eres el peor del mundo", añadió. "No nos vamos a sentir que mañana vamos a levantar la Copa del Mundo ni antes que veníamos a hacer el ridículo".

No te pierdas