Chiapas, distinguido por 'tecnología' anti falsificación

Además del multitudinario despliegue policiaco para controlar el entorno del México vs. Honduras, la sede chiapaneca se distinguirá por su "tecnología" para combatir la falsificación de boletos.
Tuxtla Gutiérrez, Chiapas -
  • Con 3 mil elementos, la Policía inhibió la reventa
  • La afición conformó enormes filas antes de abrir el Estadio

Además del multitudinario despliegue policiaco para controlar el entorno del México vs. Honduras, la sede chiapaneca se distinguirá por su "tecnología" para combatir la falsificación de boletos.

Sin dispositivos electrónicos para verificar su validez, los encargados de los accesos del Estadio Víctor Manuel Reyna sólo requirieron de encendedores para autentificar cada entrada, siempre y cuando se quemara levemente, aunque ello implicara ardor y dolor de manos.

Además de esta estrategia, la Policía estatal y municipal de Tuxtla Gutiérrez, que no llega al medio millón de habitantes, dedicó un operativo de 3 mil elementos alrededor del inmueble de Jaguares, donde la expectativa fue tal que antes de que abrieran las puertas, poco antes de las 18:00 horas, las filas ya eran de miles de personas.

Por ello también el concierto de banda organizado desde esa hora en el campo de beisbol aledaño el estadio, ya que ahí fue instalada una pantalla gigante para que la gente que no alcanzara boleto pudiera seguir el partido del Tri, que no visitaba Chiapas desde el 2008.

El despliegue de seguridad, que contó con torres móviles de vigilancia e implicó cierre de vialidades y un consecuente tráfico, inhibió a los revendedores, que ofrecían boletos hasta en 2 mil 500 pesos, los más caros, de mil 200 originalmente, o en mil pesos los más económicos, de 280 en taquillas.

Eran pocos y discretos estos  vendedores de entradas, ya que desde hace varios días el lleno estaba garantizado, lo cual fue claro en las taquillas, lo único cerrado y desierto, con letreros de "boletos agotados".

No te pierdas