Casi mil pesos de 'parking' por ver al Tri

La visita de la Selección Nacional a la segunda ciudad con más mexicanos en el mundo generó una vendimia de precios exorbitantes.
Casi mil pesos de 'parking' por ver al Tri
Los Angeles Memorial Coliseum, Los Ángeles,... -
  • La euforia de la afición mexicana permitió una vendimia de precios exorbitantes
  • La llegada al estadio y el ingreso de la afición fue por momentos caótica

Playeras de 5 y 10 dólares, hot-dogs y trompetas de 5, copias pirata de la nueva camiseta del Tri en 20, estacionamiento en ¡60 billetes verdes! (cerca de 900 pesos) y boletos de reventa hasta en 90.

La visita de la Selección Nacional a la segunda ciudad con más mexicanos en el mundo generó una vendimia de precios exorbitantes y cientos de comerciantes que aprovecharon la euforia del público.

El intenso calor, los gritos a favor del Tri, algunos por Ecuador y una mayoría verde fueron los ingredientes que colorearon el ambiente previo al primer partido del equipo de Miguel Herrera en este 2015.

Pero ello no fue todo para que luciera caótica la llegada de la afición, que debió sortear el tráfico por un accidente en la mañana del tren ligero en dirección al centro de esta ciudad, donde además se esperaban 17 mil aficionados para un juego de basquetbol.

Gerardo Contreras, oriundo de Cuautitlán Izcalli en la zona metropolitana del D.F. y residente en Estados Unidos desde hace ocho años, fue uno de los cientos de vendedores que se apostaron “a la brava” en las inmediaciones del Memorial Coliseum, ofreciendo incluso máscaras de luchador y con una expectativa de venta de hasta 3 mil dólares (aproximadamente 45 mil pesos).

“Estamos a la brava, a la ¡Viva, México!, hay que corretear el taco, hay que buscar la chuleta”, expresó. “Vamos a seguir a la Selección en Copa Oro, nos vamos a Chicago, a Arizona y nos vamos a Massachussetts”.

Acostumbrado a aprovechar la euforia por el Tricolor, aclaró que hay ocasiones donde la venta es mejor.

“Aquí en Los Ángeles para nosotros como comerciantes no es muy bueno porque hay mucha competencia, pero luego sales a otros estados, te avientas 20, 30 horas manejando, llegas a un lugar virgen y el mercado es lo doble”, explicó.

A pesar de ello, negocio sí fue el partido del Tri y por ello los revendedores, tanto de origen mexicano como estadounidense, ofrecían entradas en 80 o 90 dólares, cuando su precio original era de 25 o 35.

Por todo ello las filas para ingresar al inmueble fueron tumultuosas, en algunos accesos con miles de aficionados apretujados a la espera de pasar por los filtros de seguridad y así comenzar a generar el lleno que se garantizó desde media semana cuando se agotaron los boletos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×