Grescas estropearon 'amistoso'

Una tradicional animadversión entre hondureños y mexicanos; un árbitro incapaz de controlar el juego y la frustración azteca por sentirse perjudicado,
 Una tradicional animadversión entre hondureños y mexicanos; un árbitro incapaz de controlar el juego y la frustración azteca por sentirse perjudicado,  (Foto: Notimex)
NRG Stadium, Houston, Texas -
  •  El Capitán mexicano se hizo de palabras con el DT de los hondureños

Una tradicional animadversión entre hondureños y mexicanos; un árbitro incapaz de controlar el juego y la frustración azteca por sentirse perjudicado, fueron los ingredientes que terminaron por dinamitar el partido de esta noche.

Dos grescas, una en la cancha y otra en las bancas, fue el panorama con que culminó el "amistoso" entre México y Honduras, donde por un momento lo normal fue ver al Capitán Andrés Guardado hacerse de palabras con el timonel rival, Jorge Luis Pinto.

El Tri había acumulado motivos de coraje. Además de la fractura de Javier Hernández, por la que el "Piojo" reclamó al medio tiempo al silbante estadounidense Armando Villarreal, las marcaciones poco a poco lo iban sacando de quicio.

Al "Tecatito" Corona le pareció increíble que no le marcaran penal al 76’ y Guillermo Ochoa de plano rió de impotencia cuando marcaron un tiro de esquina cuando el balón ni siquiera salió de la cancha.

Por todo ello, una dura falta de Johnny Palacios sobre el "Gallito" Vázquez casi en la compensación desató los empujones, donde Miguel Layún fue quien menos se amilanó con la furia de los centroamericanos.

Pero en la banca también hubo bronca, porque el "Piojo" se acercó a la banca rival, donde Pinto había discutido con Guardado.

Así dejó salir la Selección Mexicana su frustración, para cumplir con el pronóstico de partido caliente, lejos de cualquier ánimo amistoso.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×