Afición le cantó al 'Tuca': '¡no te vayas!'

Ricardo Ferretti logró lo nunca visto: que la afición despida como consentido a un entrenador de Selección Nacoinal.
 Ricardo Ferretti logró lo nunca visto: que la afición despida como consentido a un entrenador de Selección Nacoinal.
Estadio Nemesio Diez, Toluca, Estado de México -
  • Fue el adiós de Ferretti y por ello Osorio mantuvo la discreción al extremo

Ricardo Ferretti logró lo nunca visto: que la afición despida como consentido a un entrenador de Selección Nacoinal.

Beneficiado por la brevedad de su interinato, pero sobre todo por triunfos como el del sábado ante Estados Unidos o actuaciones como la del Tricolor frente a Argentina, el “Tuca” fue el nombre más coreado de la noche durante la victoria mexicana sobre Panamá.

Apenas salió a la cancha acompañando a los jugadores de banca, el timonel escuchó su apodo con más fuerza que la del público para ovacionar a Carlos Vela, Jonathan dos Santos o Carlos Esquivel en el anuncio de la alineación.

Pero fue sobre todo un grito en el segundo tiempo el que reflejó el ánimo de la afición hacia quien no quiso comprometerse a largo plazo con el Tri por la volatilidad de su banquillo: “¡No te vayas, ‘Tuca’ no te vaaayas, ‘Tuca’ no te vaaaayas!”

El mismo se repitió varias veces y solo fue hasta que abandonó la cancha cuando Ferretti se despidió alzando el puño, agradeciendo a un lado y al otro, y finalmente agitando ambos brazos en señal de adiós.

La noche fue de él y por ello Juan Carlos Osorio, que será presentado este miércoles como nuevo timonel del Tricolor, mantuvo la discreción hasta el extremo.

De gorra llegó al estadio para pasar desapercibido, tal como lo hizo la semana pasada para llegar a Los Ángeles, y en Rose Bowl para observar por primera vez a sus próximos pupilos.

Esta vez además se “escondió” en la última fila del palco principal, al lado del auxiliar de Ferretti, Miguel Mejía Barón, en una sección donde además estaba el Presidente de la Federación Mexicana de Futbol, Decio de María; el Director Deportivo de Selecciones Nacionales, Santiago Baños, así como el Gobernador local, Eruviel Ávila, entre otros personajes.

La afición que llenó el inmueble de los Diablos tuvo que entretenerse no solo en las ovaciones al “Tuca”. Ante la poca claridad del Tri por el caparazón panameño, se recreó en la Ola, pidió a Oribe Peralta en una jugada en que cayó Vela, o le cantó a la Selección como a veces al Toluca: “¡Pongan huevos…!”

También cantaron el Cielito Lindo y se burlaron del sonido local al inicio del complemento por el anuncio de un cambio en la portería mexicana, la salida de Alfredo Talavera, cuando éste seguía en la cancha porque el movimiento había sido en el arco visitante.

Así se vivió una noche que quedará para la nostalgia, cuando la Selección tenía un entrenador al que le pedían que se quedara.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×