Se necesita más que un Día Nacional de la Lucha Libre

El pasado 14 de septiembre, el Senado de la República aprobó la iniciativa para decretar el 21 de septiembre como el Día Nacional de la Lucha Libre y el Luchador Mexicano.
Ciudad de México -

El pasado 14 de septiembre, el Senado de la República aprobó la iniciativa para decretar el 21 de septiembre como el Día Nacional de la Lucha Libre y el Luchador Mexicano; sin embargo, aunque creo que es bueno que exista al fin un día que reconozca a este deporte y sus practicantes, creo que hay mucho que se ha dejado de lado.

La fecha escogida fue el 21 de septiembre, el día del nacimiento del CMLL, una fecha representativa para la empresa de la Colonia Doctores y la lucha libre en general. La iniciativa fue impulsada por el Senador Jesús Casillas y el Brazo de Oro, y presentada en abril de este año. Aunque antes ya existía el día (unos dicen que era en diciembre y otros el mismo 21 de septiembre), prácticamente no se celebraba, pero tras esta aprobación se hizo de forma oficial el festejo.

Un artículo de Proceso tenía como título: “Mientras el país va en picada, Senado instaura Día de la Lucha Libre”, aunque a muchos les moleste este título, es totalmente verdadero.

El país no está pasando un buen momento y legislar por un “día de” creo que no es algo prioritario; sin embargo, creo que sí lo sería si se hubiera aprobado alguna ley que beneficiara realmente a la lucha libre.

No me mal interpreten, me da gusto que al fin haya un día que se celebre a una actividad tan representativa para la cultura mexicana, a sus estetas y a todos los que viven de este deporte, hay que celebrarlo y reconocerlo, pero creo que pudo ser mejor, empezando por que debería ser por un festejo más incluyente con empresas y luchadores independientes.

El problema que veo, es que los luchadores siguen estando desprotegidos, no hay seguro social, no hay antigüedad, no hay prestaciones, hay abusos, malos pagos, malas regulaciones de las funciones y una larga lista de problemas, pero eso no fue pensado para legislarse en el senado. Pero también creo que el luchador ha dejado que mucho de esto pase, en lugar de exigir dejan que todo siga igual por miedo a no tener trabajo después.

Cuando falleció el Hijo del Perro Aguayo, hubo una propuesta para mejorar las condiciones de trabajo de los luchadores, pero la misma pasó de largo con los legisladores. Lógicamente, fue más fácil aprobar un “día de” que discutir dar recursos o reglamentar en favor de los luchadores (principalmente independientes).

Qué bueno que exista un Día de la Lucha Libre y se reconozca a los gladiadores, pero finalmente, mientras no pase de una ceremonia y una felicitación, la celebración pasará a formar parte de esa larga lista de “Días de”.

Espero que este logro solo sea el inicio de verdaderas políticas que beneficien principalmente a los gladiadores.

Pese a todo, mando una felicitación a todos los luchadores y la gente que vive este deporte al máximo.

Sin nada más que comentar me despido, nos leemos en la siguiente caída.

Dudas, comentarios o si simplemente quieten platicar de lucha libre, les dejo mi twitter @apolovaldes

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas