La relación de Donald Trump con WWE ha sido estrecha

No es secreto para ningún seguidor de WWE que los dueños de la compañía tienen una estrecha relación con el nuevo presidente electo de los Estados Unidos, Donal Trump, con quien los une una amistad.
Donald Trump es parte del Salón de la Fama de WWE.
 Donald Trump es parte del Salón de la Fama de WWE.  (Foto: Foto: WWE)
  • Desde 1988 se realizó Wrestlemania IV en el Trump Plaza
  • Trump participó en el “Combate de los Billonarios” ante Vince McMahon
Ciudad de México -

No es secreto para ningún seguidor de WWE que los dueños de la compañía tienen una estrecha relación con el nuevo presidente electo de los Estados Unidos, Donal Trump, con quien los une una amistad.

La primera ocasión que se asoció a la marca de la familia McMahon con Trump fue en 1988, cuando WWE (entonces WWF) y el magnate acordaron llevar Wrestlemania IV al casino Trump Plaza en Atlantic Citiy el cual fue sede ese año y el siguiente del evento magno de la compañía estadounidense consiguiendo cerca de 19 mil asistentes ese año. El empresario estuvo presente en primera fila en ambos eventos.

La relación de amistad se mantuvo, por muchos años, pero fuera de una entrevista en Wrestlemania XX en 2004, el nombre Trump no volvió a mencionarse hasta 2007, donde tuvo un peso enorme.

Enfocados en una rivalidad de negocios, Donald Trump y Vince McMahon comenzaron a subir el tono de sus críticas, al grado que se pactó el “Combate de los Billonarios” para Wrestlemania 23 el 1 de abril de 2007, donde Umaga y Bobby Lashley representaron a cada uno de los empresarios, siendo el ganador el Superman Negro y por consecuencia Trump. El castigo del perdedor fue perder su cabellera, la cual fue cortada en medio del ring en una silla de barbero. Además, un momento memorable fue cuando Stone Cold le aplicó un Stunner al millonario.


En 2009 Donald Trump regresó a WWE, el actual presidente electo de Estados Unidos llegó a la compañía para hacer “homenaje a los fans”, buscando darle a los aficionados lo que pedían y diciendo que Vince no merecía el apoyo de los seguidores de la compañía.

Trump aseguró que regresaría esa noche el dinero de las entradas, dicho y hecho en ese momento comenzaron a caer billetes reales en la arena. Además “adquirió” RAW, el cual se transmitió la siguiente semana sin cortes comerciales. Posteriormente, tras esos dos inusuales programas, Vince volvió a tomar las riendas.

En 2013, el polémico empresario fue inducido al Salón de la fama de WWE, en la ala de celebridades, por sus participaciones en WWE.

Además, los McMahon hicieron contribuciones de 5 millones de dólares a la Fundación Donald J. Trump entre 2007 y 2009. Además aportó otros 6 millones a la campaña del ahora presidente electo entre agosto y septiembre de este año.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×