RAW triunfó en Survivor Series, pero a un costo alto

La guerra de Survivor Series fue para RAW, aunque con varios problemas internos.
 Triple H llevó al equipo rojo a la victoria.  (Foto: WWE)
  • El equipo de la marca roja terminó en su propia guerra
Estados Unidos -

La guerra de Survivor Series terminó inclinada al bando de RAW, sin embargo el equipo comandado por Kurt Angle y Triple H quedó dividido.

SmackDown y RAW chocaron en un evento donde los campeones de cada marca se enfrentaron, además se realizaron dos duelos tradicionales de eliminación, uno de hombres y uno de mujeres, finalizando con uno por equipos entre The Shield y New Day.

Tras la realización de seis combates donde chocaron los luchadores de las dos marcas, el marcador quedó empatado a tres victorias por bando.

FInalmente el duelo por equipos definió al ganador. Por el lado de la marca roja se unieron Triple H, Kurt Angle, Braun Strowman, Finn Bálor y Samoa Joe, mientras que por la azul, estuvieron Shane McMahon, Shinsuke Nakamura, Bobby Roode, John Cena y Randy Orton.

El combate fue intenso y SmackDown empezó a sufrir con la eliminación de Nakamura y Bobby Roode a manos de Strowman, aunque después Cena fue el encargado de apuntar un punto para su equipo cuando eliminó a Samoa Joe que en todo momento tuvo problemas con Finn Bálor, con quien discutió en un par de ocasiones. Después con un trabajo en equipo Kurt Angle y Bálor eliminaron a Cena, aunque Randy dio cuenta de Finn casi de inmediato.

Uno de los puntos claves fue cuando Randy buscaba el relevo con Shane, pero éste fue atacado por Kevin Owens y Sami Zayn, que aunque fueron repelidos, sí costaron caro, pues Orton fue eliminado en ese momento.

Shane quedó solo, pero cuando Angle lo iba a eliminar, Triple H atacó al medallista olímpico con un Pedigree y ayudó a su eliminación, eso dejó confundido a Strowman, quien además vio como The Game se acercaba de forma conciliadora a Shane, aunque al final lo remató con un Pedigree, para llevarlo al toque de espaldas y quedarse con el triunfo.

Tras esto festejó al lado de Braun Strowman, quien molesto con los juegos de HHH lo amenazó para que no volviera a hacer algo similar. El mandamás de WWE se lanzó en su contra pero fue repelido con dos contralonas. Después Strowman se arrancó la playera de RAW y la arrojó al suelo.

Aunque la guerra fue para la marca roja, el equipo terminó completamente dividido.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×