Mohamed Ali ayudó a construir la imagen de EU: Obama

Destacó que Ali no solo fue un poeta en el cuadrilátero, sino un hombre que luchó por lo correcto.
 Barack Obama envió un mensaje tras la muerte de Ali.  (Foto: Notimex, Notimex)
  • Destacó que Ali no solo fue un poeta en el cuadrilátero, sino un hombre que luchó por lo correcto
  • Aseguró que las convicciones de Ali le generaron enemigos desde todos los espectros ideológicos
Washington, Estados Unidos (Notimex) -

Mohamed Ali, el mejor boxeador de todos los tiempos, fue una deportista cuyas batallas tanto dentro como fuera del cuadrilátero ayudaron a forjar la imagen contemporánea de Estados Unidos, dijo este sábado el presidente Barack Obama.

En un mensaje, tras la muerte del boxeador ocurrida la noche del viernes a los 74 años de edad en un hospital de Arizona, Obama destacó que Ali no solo era “un poeta tan hábil con el micrófono como cuando estaba en el cuadrilátero como peleador, sino que era un hombre que luchó por lo correcto”.

“Un hombre que respaldó a (Martin Luther) King y a (Nelson) Mandela; que se mantuvo firme cuando era difícil hacerlo, y que habló cuando otro no lo haría. Sus luchas fuera del cuadrilátero le costarían su título de campeón y su imagen pública”, afirmó el presidente.

Aseguró que las convicciones de Ali le generaron enemigos desde todos los espectros ideológicos, y estuvieron a punto de enviarlo a la cárcel. Sin embargo, el mandatario agregó que ese fue precisamente el ser humano que él conoció en su juventud.

“Ali sostuvo sus convicciones. Y sus victorias nos ayudaron a acostumbrarnos al Estados Unidos que hoy reconocemos”, aseveró el presidente sobre el tres veces campeón del mundo, que cambió su nombre, Cassius Clay, cuando se convirtió a la religión del Islam.

Obama citó al respecto las palabras que alguna vez Ali dijo como un desafío: “Yo soy Estados Unidos. Soy la parte que no reconocemos. Pero acostúmbrate: soy negro, confiado, engreído. Mi nombre, no el tuyo; mis objetivos, los míos propios. Acostúmbrate a mí”.

El mandatario reconoció que Ali no era un hombre perfecto; a veces podría usar las palabras sin cuidado; pero su espíritu le ganó más amigos que enemigos, y especialmente hacia el final de su vida se convirtió en una fuerza de paz.

Obama se sumó así a los numerosos políticos y líderes internacionales que expresaron sus condolencias por la muerte de Ali.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×