¿Por qué subes de peso? evita estos errores

Como corredor es importante cuidar tu peso, no por verte bien, sino por salud.
Ciudad de México -

Como corredor es importante cuidar tu peso, no por verte bien, sino por salud y para mejorar tu rendimiento. Hoy te contaré sobre las tres principales vías de engorda, para que no aparezcan “de repente” kilitos de más en tu cuerpo.

Por atención, y verifica que no caigas en estos errores.

1. ABUSAR DEL AZÚCAR

Es cierto que no podemos eliminar los hidratos de carbono (carbohidratos) por completo de nuestra dieta, pues nuestro cerebro necesita azúcar todo el día para poder trabajar. Además, nuestra principal fuente de energía para correr con los carbohidratos. Sin embargo, a veces nos confiamos, y creemos que porque ya corrimos una hora podemos comer todo lo que queramos.

Si abusamos de las pastas, arroz, harinas, refrescos y azúcar en cualquier presentación, nuestros niveles de azúcar en sangre se disparan rápidamente, y la energía que no ocupamos se almacena en tu cuerpo en forma de “lonja”. La peor parte de la historia es que, así como sube de rápido el azúcar, nos viene el bajón, mejor conocido como “mal del puerco”: nos da sueño, cansancio, hambre muy rápido, y ¿qué se nos antoja? ¡lo dulce otra vez!

2. PASAR MÁS DE CUATRO HORAS SIN ALIMENTO

¿Por qué es tan malo dejar a nuestro cuerpo sin alimento? Primero porque se nos baja el azúcar en sangre. Luego nos ponemos de malas o nos duele la cabeza, pues nuestro cuerpo se estresa cuando no tiene energía. Las hormonas del estrés permiten que proteínas del músculo se conviertan en azúcar para que nuestros niveles se estabilicen, y aguantemos más tiempo sin alimento. Por eso si te saltas alguna comida, te da mucha hambre un rato y después ya ni te acuerdas.

Además de perder músculo, como estamos en un estado de estrés y preparados para el ayuno, cuando volvemos a comer, absorbemos los alimentos en forma de grasa corporal (reserva de alta energía) y por eso engordamos.

3. CONSUMIR PRODUCTOS LIGHT

Podemos comer de todo, pero con moderación. El problema es que somos adictos al azúcar y el hecho de utilizar sustitutos no hará ninguna diferencia. Los productos light o edulcorantes artificiales, no acaban con nuestras ganas de azúcar, al contrario, nos estimulan el apetito por este tipo de alimentos. Si tienes mucho antojo de un refresco o un postre, cómelo en una porción pequeña y sólo de vez en cuando.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas