Aminoácidos ramificados, ideales para el desarrollo muscular

Un suplemento habitual en los gimnasios son los famosos aminoácidos. ¿Funcionan? La respuesta es sí y aquí la explicación de cómo te benefician.
Ciudad de México -

Uno de los múltiples suplementos que vemos en los gimnasios son los famosos aminoácidos. Seguramente has visto a los hombres musculosos tomárselos y podrás preguntarte si funcionan para nosotros los corredores. La respuesta es sí, y hoy te lo explicaré.

Los aminoácidos son estructuras que se combinan para formar proteínas y es así como tenemos cabello, piel, músculos, uñas y pestañas. Existen nueve aminoácidos que nuestro cuerpo no puede producir por sí solo, por lo que debemos obtenerlos de la dieta. Y, dentro de este grupo especial, tenemos a los aminoácidos ramificados, o mejor conocidos por sus siglas en inglés como BCAA’s (branched-chain aminoacids): leucina, isoleucina y valina. Son muy importantes para el desarrollo muscular, reparar tejidos y formar células. Como corredores, sabemos que entre más fuertes estén nuestros músculos, nuestro desempeño será mejor.

Durante el entrenamiento.

Cualquier tipo de ejercicio (unos menos que otros) hacen que fibras del músculo se rompan. En el caso de la carrera, pasa cuando las reservas de glucógeno están por agotarse; cuando el cuerpo ya no puede obtener energía ni de los carbohidratos ni de las grasas, recurre al músculo para romper aminoácidos y convertirlos en glucosa, solo así podemos aguantar más tiempo corriendo.

Aquí es donde entran los aminoácidos ramificados que, a diferencia de otros tipos, no tienen que ser metabolizados por el hígado, sino que se absorben directamente por el músculo, previniendo así la fatiga durante los deportes de resistencia de larga duración.

Después del entrenamiento.

Cuando vayas a comprar algún suplemento de proteína, te recomiendo que verifiques que contenga BCAA’s. Ya hemos dicho que lo que mejor nos recupera después de una carrera o entrenamiento es la combinación de proteínas con hidratos de carbono. Esto es precisamente porque la leucina se encarga de estimular a la insulina para permitir que los aminoácidos y la glucosa entren más rápido al músculo, lo cual facilita tanto la recuperación de glucógeno como la reparación del daño muscular.

¿Cómo tomarlos?

Recordemos que si cubrimos nuestros requerimientos de proteína, estaremos obteniendo también los aminoácidos de cadena ramificada. Existen suplementos y los puedes utilizar, aunque te recomiendo que siempre sea bajo la supervisión de un profesional. Existen en polvo y en cápsulas, y lo ideal es tomarlos unos 20 minutos antes de correr y/o inmediatamente al terminar el entrenamiento.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas