¿Problemas estomacales en la carrera? Aprende a evitarlos

Cólicos, inflamación, náusea, vómito, diarrea, son algunos de los malestares estomacales que puedes llegar a experimentar y, si no es agradable en la oficina o en la calle, menos lo es en una carrera.
Ciudad de México -

Como buenos corredores, las competencias ya sea de 5 ó 42 kilómetros, nos emocionan igual. Ponemos nuestra ropa desde un día antes y no podemos dormir de los nervios, pues queremos que todo salga bien. Sin embargo, a veces nos olvidamos de un pequeño detalle, preparar a nuestro estómago.

Cólicos, inflamación, náusea, vómito, diarrea, son algunos de los malestares estomacales que puedes llegar a experimentar y, si no es agradable en la oficina o en la calle, menos lo es en una carrera. Sí, hay estómagos más sensibles que otros, pero sea como sea el tuyo, debes apoyarte en la alimentación para mantenerlo en control. ¡Sí se puede! Solo tienes que conocerte.

La alimentación, bien hemos dicho, es parte del entrenamiento. Hoy te daré algunos consejos para que evites estos problemas y disfrutes de tus competencias al máximo.

1. Define qué tipo de carbohidratos te agradan. Los geles energéticos son los más utilizados por los corredores. Sin embargo, en personas susceptibles pueden causar diarrea y dolor estomacal. Hay otras alternativas, aunque también debes practicar con ellas, pues si eres sensible al gel, puede ser que también lo seas a las gomas, frijoles y demás.

2. Cuida lo que comes el día anterior. Lo ideal es que cuidemos lo que comemos todos los días, sin embargo, sí importa mucho lo que ingieras el día anterior a una competencia. Evita los lácteos por completo, así como las comidas capeadas, fritas, o muy condimentadas. Tu cena debe ser normal, no te atasques de pasta que de nada te servirá. Un sándwich o una ensalada de atún con galletas podría ser buena opción.

3. Ve al baño antes de la carrera. Si no lo haces, es más probable que te den ganas de ir durante el evento. Por eso es necesario que estés bien hidratado y que hayas comido la cantidad suficiente de fibra un día antes. Si comiste mal, ¿cómo le hacemos? No hay remedio. Si eres de los que les cuesta evacuar tan temprano, te recomiendo una fruta junto con una taza de café al despertar, puede ayudarte.

4. Desayuna lo que acostumbras siempre. De preferencia dos horas antes de la carrera, lo que siempre comes, no intentes nada diferente. Tu desayuno previo debe ser ligero pero energético, y recuerda, ¡nunca empieces a correr con hambre!

5. El agua, tu mejor aliada. Cada vez que comas un gel o goma energética, o incluso bebida deportiva, es importante que tomes unos tragos de agua, para que ayude a que todo se absorba mejor. Estos productos contienen muchos azúcares, si no los diluimos, es más probable que en los siguientes kilómetros andes sufriendo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas