El oso ruso

La situación ha desencadenado un escándalo mundial en el deporte olímpico.
Ciudad de México -

La sanción del Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS), solicitado por la Federación Internacional de Asociaciones de Atletismo (IAAF) para que 68 atletas no compitan en los Juegos Olímpicos de Río 2016, confirmó un sistemático y complejo programa de dopaje avalado o instigado por el ministerio ruso del deporte.

La situación ha desencadenado un escándalo mundial en el deporte olímpico y el enojo del Kremlin que considera la resolución del TAS y IAAF como un “crimen contra el deporte”, luego de una profunda investigación científica desarrollada por el canadiense Richard McLaren, se ratificaron denuncias reveladas por propios atletas rusos que no estaban de acuerdo en dicho sistema, que consiste en intercambiar o manipular muestras de orina para que no existiera evidencia del consumo de sustancias prohibidas, se aplicaron 643 pruebas a atletas rusos entre 2001 y 20015 que dieron positivo.

El TAS resolvió el tema del atletismo, que incluye el veto a la bicampeona olímpica mundial y múltiple recordista mundial de salto con garrocha, Yelena Isinbáyeva quien consideró que la decisión fue “puramente política”.

El Comité Olímpico Internacional ha resuelto otorgar a las Federaciones Internacionales la facultad para determinar qué atletas podrán participar en los Juegos Olímpicos de Rio 2016 y con esto se da un empoderamiento para que con base a la información y evidencia del histórico sobre dopaje de los atletas se pueda determinar su participación olímpica.

La federación de Rusia competirá por el tercer lugar del cuadro general de medallas con Inglaterra, Alemania, Australia, Francia y Corea del Sur, dado que el sitio de honor será para Estados Unidos, seguido de China.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas