Cinco errores que no debes cometer en un Medio Maratón

Todos, como corredores, hemos cometido errores y de hecho es mejor regarla en los entrenamientos, para que el día de la competencia todo nos salga excelente.
Ciudad de México -

Este domingo disfrutaremos del Medio Maratón de la Ciudad de México. Todos, como corredores, hemos cometido errores y de hecho es mejor regarla en los entrenamientos, para que el día de la competencia todo nos salga excelente. Si estás preocupado o nervioso por este domingo, verifica que no caigas en lo siguiente:

1. Cenar pasta el día anterior. Sí, es importante realizar una carga de carbohidratos, mínimo dos días antes de la competencia, pero si la quieres hacer una noche anterior no te servirá de nada. A tu cuerpo no le dará tiempo de digerir, absorber y aprovechar esos carbohidratos como fuente de energía. Cena ligero, de lo contrario, te sentirás más cansado al despertar.

2. Empezar con hambre la carrera. Si te levantas muy temprano, y desayunas algo demasiado pequeño, puede ser que para la hora del disparo de salida ya tengas hambre. Recuerda, si empiezas así un entrenamiento o competencia, es mala señal, pues no administrarás bien tu glucosa (energía) a lo largo de toda la carrera. Tu desayuno previo debe mantenerte con el estómago ligero, pero satisfecho. Come lo de siempre y no pruebes nada distinto.

3. Saltarte los puestos de hidratación. Aunque no tengas sed, te recomiendo que te hidrates en cada oportunidad: lo ideal es hacerlo al menos cada 15 minutos. Es por esto que los abastecimientos se encuentran casi siempre cada 2.5 kilómetros. No te confíes, pues si te da sed, quiere decir que ya te deshidrataste.

4. Olvidarte de los carbohidratos “extra”. Las bebidas deportivas contienen azúcares, además de electrolitos y agua, sin embargo, entre más larga e intensa es una carrera, más azúcares necesitas. Si ya los has probado, los geles energéticos son tu mejor opción. De lo contrario, podrías optar por otras alternativas: miel o gomitas de dulce normales.

5. No comer nada al terminar. A veces acabamos tan contentos o tan cansados que se nos olvida y no le damos importancia a la alimentación después de la carrera. Debes aprovechar tu ventana metabólica, es decir, que acabando de correr es cuando tus músculos absorben mejor lo que les des para recuperarse. Si no comes nada, te sentirás muy cansado al día siguiente. Sin falta: terminando, la bebida deportiva que te den y la fruta. Y tenlo por seguro que además puedes darte un permiso en el desayuno. ¡Disfrútalo!

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas