Evita un terrible dolor; aprende a prevenir la gota con alimentación

Cuando el ácido úrico se acumula en la sangre, pueden llegar a ser tan altos los niveles que se cristalice, causándonos un tipo de artritis, mejor conocida como gota.
Ciudad de México -

Cuando el ácido úrico se acumula en la sangre, pueden llegar a ser tan altos los niveles que se cristalice, causándonos un tipo de artritis (generalmente en el dedo gordo del pie), mejor conocida como gota.

-¿Por qué acumulamos ácido úrico?-

Son varias las causas: puede ser que nuestro cuerpo no lo esté eliminando bien o que lo esté produciendo de más. Sin embargo, la alimentación sí influye. Las purinas son moléculas naturales que se encuentran en los alimentos y que se descomponen en ácido úrico, para después ser desechadas por los riñones. Si comemos en exceso este tipo de alimentos, nuestros riñones no tendrán la capacidad de eliminarlo tan rápido, por lo que se irá acumulando en la sangre.

Como corredor sabemos que una cuestión así puede darnos en la torre cuando estamos entrenando. Es un dolor tan terrible que no te dejará dormir, correr ¡ni se diga!. Por eso es importante que no te confíes, pues no por hacer ejercicio puedes comer todo lo que quieras. De hecho, es necesario que al menos una vez al año, te hagas un estudio para corroborar que todo se encuentre en orden.

Recomendaciones para evitar la gota.

1. Modera los alimentos muy ricos en ácido úrico. Arenque, anchoas, caldo de carne, carne roja, hígado, mollejas, riñón, sardinas, sesos, trucha, atún, salmón. En cuanto al alcohol, la bebida que más contiene es la cerveza.

2. Cuidado con las frutas en exceso. Siempre pensamos en la carne, pero existe otra sustancia igual de peligrosa: la fructosa, un tipo de azúcar que se encuentra en las frutas. Si las comes de manera moderada, claro que no tendrás ningún problema pero, para prepararte un vaso de jugo de naranja, ¿cuántas piezas necesitas? Mínimo cuatro. Si abusas de los jugos, y repostería con mermeladas, corres riesgo. Un jugo, aunque sea natural, tiene casi la misma cantidad de azúcar que un refresco, y la fibra y vitaminas se quedan en la fruta. La fructosa se parece al alcohol, químicamente hablando, por lo que también nos eleva los triglicéridos y el ácido úrico. Además, puede acumularse en el hígado y causar hígado graso.

3. Desayunar o comer algo en cuanto te levantes. Desde que despertamos, los niveles de azúcar en sangre comienzan a bajar, pues nuestro cerebro necesita energía todo el tiempo. En media hora, si no comemos nada, los niveles de glucosa ya están bajos. El cuerpo, al no tener alimento, recurre a los músculos, los desbarata y los convierte en azúcar o energía. Es decir, que estamos utilizando nuestras propias proteínas, y así elevando los niveles de ácido úrico, y peor si estamos deshidratados. Por eso es importante nunca salir a correr en ayunas, si no tienes energía, acabarás con tus músculos y tendrás más riesgo de padecer gota.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas