Cómo entrenar la alimentación para un maratón

Cómo entrenar la alimentación para un maratón
Ciudad de México -

Así como la preparación física es importante para tu maratón, también lo es la alimentación. Le llamamos entrenamiento invisible y, junto con el descanso, tienen la misma importancia.

Si ya estás pensando cuál será tu próxima competencia, te dejo los pasos que debes seguir en cuanto Nutrición Deportiva. Recuerda que el maratón es para disfrutarlo, no para sufrirlo, y mucho tiene que ver con cómo te alimentas.

1. Alcanza tu composición corporal ideal. Como corredores es importante la cantidad de músculo en nuestro cuerpo, pues es el que nos da fuerza tanto para soportar las subidas como para correr más rápido. Sin embargo, hay otro dato que no debes olvidar: la grasa corporal. Necesitas sentirte ligero, para que corras y vueles al mismo tiempo. Evalúa cómo estabas en tu último maratón, cómo estás ahora, y cómo quieres llegar al próximo. Ahí tienes tu primera meta.

2. Analiza lo que te espera. No es lo mismo correr en la playa que en la ciudad, a nivel del mar o en las alturas. Tu rendimiento en una carrera puede verse afectado por la humedad, el calor y el frío. Incluso debes investigar qué tipo de hidratación vas a encontrar en el trayecto: qué marca de bebida isotónica y qué tan distanciados estarán los abastecimientos. Con base a esto, te recomiendo que en tus entrenamientos, sobre todo en las distancias largas, te hidrates con lo mismo.

3. Entrena a tu estómago. Para los ejercicios de larga duración o alta intensidad, se recomienda comer por cada hora de ejercicio entre 60-90 gramos de hidratos de carbono. Sin embargo, no es que nuestro estómago esté adaptado a absorber tanto. Si nunca lo has hecho es muy probable que te caiga pesado. Por eso debes ir entrenando a tu cuerpo durante los entrenamientos, para que cada vez puedas absorber más y llegues a la competencia con tus reservas de glucógeno al máximo.

4. Prueba todo lo que quieras. Aquí es cuando puedes probar de todo: infinidad de geles, gomas, bebidas deportivas y, en dado caso que los requieras, suplementos. Lo más que puede pasar es que en ese entrenamiento la pases mal, pero así ya sabrás lo que te gusta más, lo que te da más energía y lo que de plano debes evitar el día del maratón.

5. Tu dieta es solo para ti. No hay una dieta perfecta para un corredor. Todos tenemos diferentes objetivos y situaciones, por eso lo más recomendable es que acudas con un Nutriólogo Deportivo. Lo que sí debes tomar en cuenta es tu plan de entrenamiento: no es lo mismo correr 20 Km que correr 5, pues tus requerimientos serán distintos. La alimentación debe adaptarse a tu esfuerzo físico, solo así podrás rendir al máximo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas