Medallistas olímpicos apoyaron tras el sismo de 1985

Medallistas olímpicos apoyaron tras el sismo de 1985
Aceves encabezó un movimiento en el que los deportistas recaudaron fondos con la meta de construir viviendas para los damnificados.
 Aceves encabezó un movimiento en el que los deportistas recaudaron fondos con la meta de construir viviendas para los damnificados.  (Foto: Mexsport)
  • Daniel Aceves fue uno de los deportistas que apoyó en el desastre
Ciudad de México -

En 1984, Daniel Aceves se convirtió en el primer mexicano con una medalla olímpica en lucha grecorromana, y un año después vio desde su hogar cómo los edificios se derrumbaban tras el sismo de 8.1 grados Richter que cimbró la Ciudad de México.

“México estuvo en el epicentro no solo de un terremoto, sino de un acontecimiento social. La gente se desbordo superando las actividades del gobierno o de los medios de comunicación. Nos volcamos a las calles para ayudar a las personas atrapadas o heridas, para rescatar cadáveres”, relató.

“Yo vivía en la colonia Guerrero, en la colonia donde yo nací, y pude ver desde mi ventana caerse las bardas, caerse las casas; el edificio Nuevo León de Tlatelolco se derrumbó; allí vivían primos y amigos míos”

Una vez culminados los rescates, Aceves encabezó un movimiento en el que los deportistas recaudaron fondos con la meta de construir viviendas para los damnificados.

Subastaron playeras o balones que donaron figuras como Diego Armando Maradona o jugadores de la Selección Italiana de Futbol; los jugadores extranjeros apoyaron a México, que estaba a ocho meses de recibir la Copa del Mundo de Futbol.

“Formamos una fraternidad Pro-Deportista Pro-Reconstrucción Nacional, en donde se recaudaron recursos, que llegaron a ser del orden de los 5 millones de pesos que se depositaron a las cuentas que el gobierno generó junto con la cruz roja para la reconstrucción de casas”, agregó.

Aceves recomienda reactivar la actitud solidaria de los deportistas mexicanos, independiente a los intereses partidistas o ideológicos. Por ejemplo, él promovió una beca vitalicia para los medallistas olímpicos pero con la obligación implícita de apoyar a la sociedad.

“Los medallistas tendríamos que por lo menos donar un día al mes en un trabajo de carácter comunitario para la promoción del deporte, combate a adicciones, fomento a los derechos humanos, protección de ecología…”, sugirió.

“Un grupo importante de medallistas lo realizamos, pero necesitamos incorporar obligaciones y derechos en las nuevas generaciones”, apuntó.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×