Errores que debes evitar en la carga de carbohidratos

Debemos recordar que la alimentación es una herramienta para rendir mejor. Hoy hablaremos sobre los errores que no debes cometer
Ciudad de México -

¿Se acerca el maratón y ya estás pensando cuántas pizzas te vas a comer? Sé que muchos corredores se identifican y que su parte favorita de correr, es la carga de carbohidratos. No hay nada de malo con ello, sin embargo, debemos recordar que la alimentación es una herramienta para rendir mejor. Hoy hablaremos sobre los errores que no debes cometer.

1. Comerte todas las galletas y dulces que se te atraviesen. Los alimentos que más te convienen son los de bajo a moderado índice glucémico, es decir, que entran a tu cuerpo sin causar tantos picos de azúcar en sangre: pan integral, pasta, arroz, papa, tortilla, amaranto, avena, frijoles, lentejas, camote, frutas y verduras. Los dulces y golosinas no contienen fibra y, en lugar de servirte para el maratón, solo causarán que te dé el bajón unos minutos después de comerlos y te sientas más cansado.

2. Incluir alimentos grasosos y/o cremosos. Pizza, pastas en salsas cremosas, donas. Son alimentos ricos en hidratos de carbono pero también en grasas. Si no estás acostumbrado a los lácteos y los incluyes unos días antes de tu competencia, puedes sufrir de malestares como inflamación, gases o incluso diarrea. Y algo así arruinaría tu maratón, ¿no crees?

3. Comer tanto que ya no puedas realizar tu siguiente comida. La carga de carbohidratos se trata de incrementar solamente un poco las cantidades en comparación a lo que comemos normalmente. Por ejemplo, si por comida te comes una tortilla todos los días, auméntale a tres. ¡No te atasques! Debes poder llegar a tu siguiente comida sin sentirte demasiado lleno. No importa si disminuyes un poco las cantidades de proteínas y grasas: se trata de que cumplas con tus requerimientos de hidratos de carbono.

4. Hacerla el día anterior a la competencia. Si tu evento es el domingo y cenas una pasta el sábado, a tu cuerpo no le da tiempo de digerirla y aprovecharla: en este ejemplo, el día más importante sería el viernes, pues los alimentos que incluyas ese día son los que más te van a servir.

5. Preocuparte por el peso. Los hidratos de carbono, como su término lo dice, se unen a moléculas de agua en el cuerpo en grandes proporciones, por lo que es normal que subas uno o dos kilos. Recuerda, serán kilitos de pura agua, y es mejor tener gasolina para que puedas rendir al máximo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas