¿Propósitos saludables? Mejor cambia tus hábitos este 2017

Recuerda que con estos pasos te irás sintiendo mejor cada día, aunque los cambios en tu cuerpo puedan tardar en notarse un poco más. Tienes que ser paciente y confiar en ti. ¡Feliz año 2017!

La mayoría de la gente hace propósitos de Año Nuevo, pero realmente son muy pocos los que lo consiguen: bajar de peso, dejar de fumar, hacer ejercicio. Son únicamente deseos generales, sin ningún plan para alcanzarlos. Te propongo que este 2017, en lugar de propósitos, pienses en cuáles son tus metas y cómo las vas a lograr, sé más objetivo y ¡este será tu año!

Si lo que tú quieres es ser una persona más saludable, dicen que toma 21 días crear un hábito, y 90 días un estilo de vida. Ponte metas pequeñas, acostúmbrate a ellas, y agrega una diferente cada tres semanas. Estos son los cinco pasos que debes de seguir para volverte una persona más saludable:

1. Desayuna todos los días. Este es el primer paso. Si no desayunas, lo más probable es que comas mal el resto del día. Levántate con tiempo, ¡son solo cinco minutos antes! Si no tienes chance de sentarte a desayunar, puedes llevarte un sándwich o algo más práctico para comerlo llegando al trabajo. No olvides que todo desayuno nutritivo lleva proteínas: huevo, pollo, atún, jamón, etc.

2. Toma más agua. ¡Agua natural! No jugos, ni refrescos, ni agua de fruta o de sabor. Si casi no tomas, comienza por mínimo litro y medio al día, hasta que puedas tomar los 2 que necesitas. Cuando hagas ejercicio, entre 2 y 3 litros será suficiente. Lleva contigo una botella, así será más fácil que te acuerdes.

3. Come más verduras. Lo más importante, a la hora de la comida. Empieza siempre con un plato grande de ensalada o verdura, ¡que sea lo primero que comas! Esto ayudará a sentirte más satisfecho y a que no termines comiendo de más.

4. Haz ejercicio. Si eres de los principiantes en el running, o de los que ya perdieron la motivación, es un buen momento para comenzar. Proponte hacer mínimo cuatro veces por semana, media hora. Recuerda que no tiene que ser tan intenso, a un paso suave pero que puedas hablar, poco a poco tendrás más condición. Sí, al principio cuesta trabajo, pero ¡son solo los primeros días!, después comenzarás a disfrutarlo.

5. Lo dulce, antes y después del ejercicio. Sabemos que los azúcares son los principales responsables del sobrepeso y de muchas enfermedades. La buena noticia es que antes y después del ejercicio, es cuando tu cuerpo los necesita y los aprovecha mejor. Acostúmbralo a recibir azúcar en estos momentos del día, y así no se te antojarán después. Por ejemplo: antes de correr, un pan tostado con mermelada o crema de cacahuate y, terminando, un plátano.

Recuerda que con estos pasos te irás sintiendo mejor cada día, aunque los cambios en tu cuerpo puedan tardar en notarse un poco más. Tienes que ser paciente y confiar en ti. ¡Feliz año 2017!

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas