Lo que toda ensalada saludable debe llevar

Sigue los pasos para preparar una ensalada saludable.
Ciudad de México -

Si ganaste unos kilitos extra en las fiestas, y ahora estás comenzando a cuidarte, la verdura es básica en cualquier plan de alimentación. Si quieres saber cómo preparar una ensalada saludable, esto es lo que no te debe faltar:

1. Primero lo primero: vegetales. Las verduras crudas tienen ventaja porque aportan cantidades mayores de fibra. Recuerda lavarlas y desinfectarlas perfectamente o, si prefieres algo más práctico, puedes comprar las que vienen listas para consumir. Si tienes ganas de verduras cocidas, es mejor prepararlas al vapor o a la parrilla, y que queden más firmes que blandas. Para cuidar tu peso, evita la zanahoria cocida, no te excedas en betabel, y evita por completo el elote y la papa.

2. Proteína. Si piensas comer tu ensalada como plato fuerte, ya sea para comida o para cenar, es indispensable que lleve proteína: pollo, pescado, atún, surimi, jamón, salmón, carne roja, huevo duro. De lo contrario no será una comida completa y tampoco quedarás satisfecho.

3. Aderezo. Siempre debes aderezar con aceite de oliva y, si quieres, además alguna vinagreta que no sea cremosa o agregar limón y especias. El aceite de oliva a muchos no les gusta, pero el sabor se disfraza con todos los demás ingredientes. Además de ser una grasa saludable para tu corazón, evita el estreñimiento.

4. Los famosos “toppings”. Si quieres darle más sabor, te recomiendo que agregues cualquier tipo de oleaginosa: cacahuates, almendras, semillas de girasol, nuez picada, evitando las que son caramelizadas, así como los cacahuates japoneses.

5. La parte energética. Puedes incluir un puño de crutones, tiras de tortillas, o acompañar con galletas saladas o tostadas horneadas. Recuerda que las pastas son ricas en hidratos de carbono, media taza equivale a lo de cinco tortillas. Entonces, si estás tratando de cuidarte y tu entrenamiento de ese día no será tan intenso, mejor evita tanto las pastas como el arroz.

OTRAS RECOMENDACIONES:

* No olvides que cada color de verdura aporta distintas vitaminas y minerales. Varía los colores lo más posibles, para asegurarte de cubrir tus requerimientos.

* De preferencia, que sea pura verdura y no fruta. Esta última es difícil de digerir si se mezcla con la proteína, por lo que puedes llegar a sentirte inflamado o pesado.

La mejor ensalada es la que te gusta a ti. Disfruta de la comida, puedes comer rico y bajar de peso al mismo tiempo. Así que ¡a comer verduras se ha dicho!

Newsletter
No te pierdas