¡Sorpresa mayúscula en Acapulco! Djokovic, eliminado por Kyrgios

Tras el último punto, Nole fue despedido con una ensordecedora ovación y el respondió llevándose la mano al corazón
El Djoker se despidió antes de lo imaginado en Acapulco.
 El Djoker se despidió antes de lo imaginado en Acapulco.  (Foto: MexSport)
  • Nick Kyrgios derrotó al número dos del mundo por parciales 7-6(9), 7-5
  • El australiano pulverizó a Nole con su saque; tuvo 25 aces en todo el partido
Acapulco, Guerrero -

¡Se acabó el sueño en Acapulco! Con todo el estadio Mextenis en contra, el australiano Nick Kyrgios se creció y batió al máximo favorito del torneo, el serbio Novak Djokovic, en dos sets 7-6 (9), 7-5 para entrrar cualquier posibilidad de ver una final ideal entre el número dos del mundo y Rafael Nadal.

Parece que Djokovic dejó toda su energía para vencer al argentino Juan Martín del Potro la jornada anterior, porque hoy se vio débil ante la potencia y el desparpajo del "chico malo" del tenis, quien incluso se dio el tiempo de sacar golpes de lujo entre las piernas hasta un par de veces.

El primer set fue muy duro, con un "tiebreak" que se llegó al límite. De grandes rallies y puntos espectaculares en al red, la manga inicial se extendió por una hora hasta que la derecha de Nole falló y le dio la ventaja parcial al sexto sembrado.

Djokovic aguantó como pudo en el segundo parcial y siempre estuvo en el alambre. Se le veía cansado sobre la cancha central, mientras que su rival flotaba por la pista y se le notaba sin presión alguna. Kyrgios jugó suelto y aprovechó una mala noche del prodigio de Belgrado para lucirse ante la mirada de decepción de todos los presentes, que ya se saborean una semifinal contra Sam Querrey y la posible final ante Nadal.

Cuando parecía que el partido tendría otro "tiebreak", Kyrgios se fue al ataque y ayudado por el toque errático de un Djokovic desconocido,le pegó con sentimiento a la bola en cada punto del duodécimo "game". Al cabo de una hora y 47 minutos, un "drive" cruzado a la zona abierta de la cancha dejó tendido al serbio y desilusionados a todos los presentes.

Tras el último punto, Nole fue despedido con una ensordecedora ovación y el respondió llevándose la mano al corazón. No se lleva el guaje de plata, pero sí un enorme pedazo del cariño de la afición mexicana.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×