¡Increíble! Nadal perdió en la final de Acapulco... y ante Querrey

Fue la primera derrota para Nadal en el Abierto Mexicano de Tenis
Nadal no hizo válido el pronóstico y cayó sorpresivamente en Acapulco.
 Nadal no hizo válido el pronóstico y cayó sorpresivamente en Acapulco.  (Foto: MexSport)
  • El guaje de plata viajará a Indian Wells
  • Antes de la final, Nadal nunca había perdido siquiera un set en Acapulco
Acapulco, Guerrero -

Siempre hay una primera vez y a Rafael Nadal le llegó contra el rival menos esperado. El español nunca había perdido un partido en el Abierto Mexicano de Tenis hasta que llegó el estadounidense Sam Querrey a propinarle una derrota por parciales de 6-3,7-6 en la final en Acapulco.

Querrey dio el partido de su vida ante un Nadal que solo mostró pinceladas aisladas de su mejor versión. Al norteamericano le salió todo para lograr su primera victoria sobre el manacorí en cinco enfrentamientos, y se irá a Indian Wells con el guaje de plata que lo acredita como campeón del ATP 500 de Acapulco.

Nunca se había visto a Nadal tan apurado sobre la cancha central del complejo Mextenis. El servicio letal del estadounidense fue la fórmula perfecta para frenar a la Fiera, que ni con sus mejores golpes pudo contrarrestar la potencia del oriundo de Las Vegas.

La derecha de Querrey mantuvo preocupado a Nadal todo el partido, pero fue su revés el que liquidó al español en el primer set. Una doble falta en el octavo juego dejó al ibérico a merced de su rival, quien abrió la oportunidad al quiebre con un tiro ganador de derecha por la paralela. Un falla en el drive del favorito, seguida de un revés fulminante de su adversario dejaron el set al alcance del estadounidense.

Ante un servicio incontestable y luego una combinación de saque-winner de drive a la zona libre de la cancha, Nadal vio cómo se le esfumaba la primera manga.

La memoria de Nadal despertó en el segundo set y el de Manacor sacó los golpes que lo llevaron a convertirse en uno de los mejores tenistas de la historia. Drives por la paralela, passings ajustados a la línea y tiros defensivos al límite. Pero nada de eso bastó para intimidad a un Querrey que salió más inspirado que nunca.

El de Nevada volvió a amenazar el servicio de Nadal apenas en el tercer juego del segundo capítulo. Nadal se aferraba al partido apenad con las uñas. Evitó la debacle temprana con un buen saque que obligó a Querrey a fallar su derecha. Un intenso "¡Vamos!" salió de la boca de Rafa e hizo eco en las gradas.

Nadal pudo mantenerse con vida hasta el tiebreak, incluso, tuvo a Querrey acorralado en el octavo juego del segundo set. Pero cada vez que se encontraba en situación crítica, el de Las Vegas sacaba los aces a relucir (tuvo 19 de ellos en el partido). El europeo no sacó el esperado quiebre y su oponente nunca perdió la concentración.

Querrey hizo suyo el desempate con un miniquiebre para ponerse 5-3, que al siguiente punto cambió a 6-3 por otra falla de Nadal. Rafa había cavado su tumba.

Todos saben de los regresos épicos de Nadal y Querrey no quiso dejar espacio para uno este sábado en el AMT. Selló el encuentro y título con un error no forzado del español, quien enganchó la bola con su drive y así se despidió de la posibilidad de alzar el guaje de plata por tercera vez.

Querrey coronó un gran torneo en el que también eliminó a Dominic Thiem, cuarto sembrado; David Goffin, quinto y Nico Kyrgios, sexto preclasificado del evento.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×