Razones por las que debes comer lento

Está comprobado que el comer en menos de 20 minutos te puede hacer engordar.
Ciudad de México -

Entrenar, trabajar, estudiar, atender a la familia. El ritmo de vida que llevamos actualmente a veces nos impide sentarnos a disfrutar de los alimentos. Pero, ¿sabías que esto influye en tu peso? Está comprobado que el comer en menos de 20 minutos te puede hacer engordar. Te explicaré las cinco razones por las que debes comer más despacio.

1. La señal de que ya estás satisfecho tarda en llegar a tu cerebro. Desde que ingieres un bocado, lo masticas, llega al estómago, y este le avisa a tu cerebro que ya está satisfecho, pasan aproximadamente 20 minutos. Por eso si te fijas, cuando terminamos de comer no sentimos saciedad inmediata. Si comes en más tiempo, comenzarás a sentirla cuando te estés terminando el plato.

2. Comes menos. El comer lentamente nos ayuda a reducir la cantidad de alimentos consumidos en una comida, esto es porque aumenta el nivel de hormonas que nos causan saciedad. De lo contrario, si comes rápido, puedes consumir muchas calorías sin darte cuenta.

3. Ayuda a la salud de tus dientes. Si te cuesta trabajo comer despacio, concéntrate en masticar más los alimentos. Seguramente no te has fijado cuántas veces masticas cada bocado, pero lo ideal sería unas 40 veces. Tus dientes estarán más saludables si no andas comiendo como loco.

4. Reduce el estrés. La hora de la comida es un tiempo para relajarnos y distraernos de nuestras actividades. Lo ideal sería comer acompañado, hazlo las veces que puedas. Recuerda que las hormonas del estrés ponen a tu cuerpo en alerta y almacena grasa con mayor facilidad. Qué mejor que utilizar tu hora de comida para relajarte un poco. ¡Trabajo siempre va a haber!

5. Mejora tu digestión. ¿Sabías que el proceso de digestión empieza desde la boca? Desde ese momento comienzan a trabajar todas las enzimas para formar el bolo alimenticio. Si sufres de inflamación y colitis, es importante además de respetar tus horarios de comidas, comer despacio para que todo el proceso sea más lento y efectivo.

Aquí es al revés, si quieres estar delgado y correr más rápido, debes comer más lento. Sé que si no estás acostumbrado te costará trabajo, pero ten presente que no tienes que hacerlo de un día para otro. Evita las distracciones como el teléfono, la televisión o la computadora, come con tus amigos y, mientras comes, suelta el tenedor de vez en cuando, esto puede ayudarte a lograrlo. Comer es un placer, ¡disfrútalo!

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas