Los cinco errores más comunes en tu primer maratón

O nadie te dice nada, o todos te quieren dar consejos distintos.
Ciudad de México -

O nadie te dice nada, o todos te quieren dar consejos distintos. Cuando corremos nuestro primer maratón no sabemos a lo que vamos y, aunque estemos preparados física y mentalmente, hay cosas que se pueden salir de nuestras manos. Aquí los cinco errores más comunes, pon atención y trata de evitarlos:

1. Llegar desvelado. No digo que te vayas de fiesta un día antes, sino que los nervios no te dejen dormir. Por eso el día de descanso más importante será el viernes, si tu maratón es el domingo. Duerme lo más que puedas y acuéstate temprano, pues si el sábado la emoción te afecta, más vale que hayas dormido bien el día anterior. Las pastillas para dormir no son recomendables, pueden dejarte atontado y adormilado si nunca las has probado.

2. Cortarte las uñas de los pies el día previo. ¿Y si te cortas de más? A todos nos ha pasado, que te cortas las uñas y como no ves bien, te mochas otro pedazo de uña. ¿Imagínate correr así 42 kilómetros? Ese dolor, no te lo recomiendo. Lo mejor es que te cortes las uñas una semana antes, no menos. Si eres de los que tiene cayos o eres propenso a ampollas, sería bueno ir con el podólogo para que te sientas más cómodo.

3. Cenar pasta el día anterior. La carga de hidratos de carbono (carbohidratos), la debes realizar desde tres días antes a tu competencia. Si cenas pasta un día antes del maratón, no le darás tiempo a tu cuerpo de digerirla, absorberla y utilizarla como fuente de energía. Incluso puedes despertarte sintiéndote muy pesado. Esta última cena trata de hacerla ya más ligera y conforme a lo que estás acostumbrado.

4. No ir al baño el día del maratón. Si no evacúas, tu intestino antes de la carrera, en cuanto le metas agua, geles, y bebida deportiva, añadiéndole el movimiento de tu cadera, te empezarán a dar ganas. Y, si no encuentras un baño cerca, esto puede arruinar tu competencia, sentirte inflamado toda la carrera no será nada agradable. Acostúmbrate a hacerlo desde tus entrenamientos, cuida tu alimentación e hidrátate lo suficiente para que puedas lograrlo.

5. Empezar la competencia como el “Correcaminos”. Es tu primer maratón, nunca has corrido esta distancia. ¡Tómatelo con calma! No vas por tiempo sino por terminarlo bien. Si empiezas demasiado rápido, no guardarás energía para lo más importante: los últimos diez kilómetros y, si te da la pared, aunque te metas todos los geles y azúcar que se te ocurra, ya no podrás recuperarte. Así que con calma y, si puedes, le metes al final.

Como en la vida, en el maratón aprendemos de nuestros propios errores. Por eso debes aprovechar todo el periodo de entrenamiento para probar lo que quieras, y que el día de la competencia ya tengas tu estrategia lista de todo lo que vas a comer, hacer y beber. No pruebes nada nuevo el día del evento. ¡Disfrútalo! Que a eso vas.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas