Mitos y realidades de la L-carnitina

Existe la creencia de que la L-carnitina nos ayuda a bajar de peso.
Ciudad de México -

Existe la creencia de que la L-carnitina nos ayuda a bajar de peso, “quemando grasa”. ¿De verdad esto funciona? Hoy te contaré algunos mitos y realidades de esta sustancia.

La carnitina es un compuesto químicamente parecido a una vitamina. Su función es transportar ácidos grasos hacia la mitocondria, parte de la célula donde pueden oxidarse o quemarse como comúnmente le decimos. Fue descubierta en el año de 1905 y mucho tiempo se consideró como un nutrimento esencial en la alimentación. Existen dos formas de carnitina, la L-carnitina y la D-carnitina. Esta última puede ser tóxica, pues reduce los niveles de L-carnitina, causando una deficiencia en nuestro organismo.

¿En qué alimentos se encuentra?

Principalmente en alimentos de origen animal. Los productos de carne, como cerdo y res aportan altas cantidades. También se encuentra en el pollo y pescado y, en menores cantidades, en los lácteos.

¿Qué beneficios se le atribuyen?

El suplemento de L-carnitina es promocionado como “mágico” porque ayuda a:

• Mejorar de la oxidación de las grasas: pérdida de peso y mayor energía.

• Aumento de la capacidad máxima de oxígeno: mejor condición física.

• Disminución de los niveles de ácido láctico después de un entrenamiento intenso: rápida recuperación.

• Aumento de masa muscular.


¿Funciona como suplemento?

Ahora sabemos que la carnitina no es esencial, pues el cuerpo puede producirla de manera natural en el hígado a partir de otros aminoácidos. Entonces, si todos tenemos carnitina en nuestros músculos, no por tomarla de manera extra en algún suplemento quiere decir que vamos a “quemar más grasa”. Aquí lo que dicen algunos estudios:

1. La suplementación aumenta los niveles de carnitina en sangre, sin embargo, la gran parte se elimina a través de los riñones, y para que realmente funcionara tendrían que aumentar los niveles en el músculo.

2. Ni a corto ni a largo plazo, el consumo de carnitina tiene efectos en la producción de ácido láctico ni en el desempeño deportivo.

3. No existen datos científicos que comprueben que la suplementación con carnitina mejora el rendimiento físico en el maratón.

4. No ha mostrado reducir la grasa corporal en personas obesas y, por lo tanto, tampoco sería eficaz en los deportistas.

5. A pesar de que no está comprobado que funcione como ayuda para el deporte, el suplemento con L-carnitina es seguro, es decir, no hay efectos secundarios por su consumo.

No te dejes engañar, siempre que quieras tomar algún suplemento es mejor que lo consultes antes con un experto. Si no te sirve, al único que afectará será a tu bolsillo, ¡más vale preguntar!

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas