Evalúa tu alimentación y rinde al máximo

Es común llevar un diario de entrenamiento, o que tu entrenador te pida un reporte de lo que hiciste en la semana.
Ciudad de México -

Es común llevar un diario de entrenamiento, o que tu entrenador te pida un reporte de lo que hiciste en la semana y cómo te sentiste. ¿Y qué tal un control de tu alimentación, lo has intentado? No se trata de escribir a lo loco lo que comes en todo el día, te lo explicaré más a detalle.

Elimina la palabra dieta

Sufrimos sólo de pensar en esta espantosa palabra, y lo relacionamos con pasar hambre, no comer lo que nos gusta y bajar de peso pero sin aguantar los entrenamientos. ¡Error! Recuerda que una dieta saludable es la que puedes mantener durante años, y que se adapta a tu nivel de actividad física. Puedes comer rico, bajar de peso y correr lo que tú quieras al mismo tiempo. Si te prohíben el ejercicio, o si te sientes muy cansado durante el día por haber entrenado, es que algo está mal.

Todos somos diferentes

Por supuesto que no hay nada mejor que una dieta personalizada, así que tienes que evaluarte a ti mismo. Por ejemplo: hay quienes no toleran las bebidas deportivas y prefieren hidratarse con agua de coco o una bebida casera. Por otro lado, no todos los estómagos son amigos de los geles energéticos. Y tú ¿ya sabes lo que necesitas? Los entrenamientos son tu oportunidad de hacerlo, para que así el día de la competencia ya tengas tu estrategia y sepas exactamente lo que vas a comer desde tres días antes, cómo hidratarte y qué comer y beber durante el evento.

Regístralo

Puedes llevar un diario de entrenamiento y alimentación juntos. Por ejemplo, si antes de tu maratón, vas a correr tres medios maratones y dos distancias de 30 Km, estos te pueden servir como ensayos. Dos días antes inicia con tu carga de carbohidratos e hidrátate correctamente. Registra en tu diario, lo que desayunes antes del evento, la bebida que tomes, así como si utilizas geles, gomitas, frutas, y cada cuánto tiempo. Al final escribe una breve reseña de cómo te fue: si te sentiste bien, inflamado, bajo de energía, o excelente.

Evalúalo

Cada registro te servirá para tu próximo ensayo, y así podrás ir afinando poco a poco tu estrategia de alimentación para tu competencia. De lo contrario, puede ser que olvides los detalles más importantes. Irás conociendo poco a poco a tu cuerpo y a tu sistema digestivo. El objetivo de llevar un registro es que después no lo necesites y que en cada entrenamiento y competencia, tu estómago esté ligero, y puedas rendir al máximo.

¡Disfruta el entrenamiento! Es la parte más divertida, aunque todos cometemos errores y nos pueden pasar muchas cosas, la medalla llegará a su tiempo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas