Tres errores en tu comida post-entrenamiento que puedes cometer

La comida después del entrenamiento es de las más importantes del día.
Ciudad de México -

Después de correr todos sentimos cosas diferentes: a veces tenemos hambre y otras falta de apetito, unos días morimos por algo dulce o simplemente queremos comer bien. Sin embargo, la comida después del entrenamiento es de las más importantes del día, y hay errores que puedes estar cometiendo, te los contaré para que trates de evitarlos.

1. Tardarte mucho en comer: ¿Qué tan rápido puedes comer después del entrenamiento? ¡Lo más pronto posible! Lo ideal es que no tardes más de una hora. De hecho, si comes durante los 15 minutos posteriores, tu recuperación será aún mayor, pues es cuando el músculo está más sensible a absorber nutrimentos. De lo contrario, puedes sentirte cansado durante el día, con sueño, o con ganas de comer mucha azúcar.

2. Darte permisos de más: Con un entrenamiento duro, es probable que pienses que quemaste muchas calorías, y a lo mejor sí, pero si te das permiso de chilaquiles hotcakes y lo que se te antoje, no solo recuperarás lo que gastaste, seguramente terminarás comiendo de más. Y luego pensarás, ¿por qué no bajo de peso si hago mucho ejercicio?

3. Olvidarte de la proteína: Sabemos que los hidratos de carbono son nuestra fuente de energía para correr, y que se almacenan en forma de glucógeno en músculo y en hígado. Sin embargo, no solo hay que comer carbohidratos después del ejercicio, las proteínas no son menos importantes. Son las que ayudan a que los hidratos de carbono que comamos en ese momento, lleguen más rápido al músculo: un sándwich de huevo ó un batido de proteína en polvo con fruta, puede ser excelente opción.

La clave del rendimiento deportivo está en la recuperación. Si llega el viernes, y ya no puedes ni con tu alma, puede ser que estés descuidando tu comida post-entrenamiento. ¡Mucho ojo!

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas