Jarabe de maíz de alta fructosa, ¿qué es y por qué hay que temerle?

El jarabe de maíz de alta fructosa es una sustancia que tiene un poder excelente para endulzar alimentos sólidos
  • Estudios demuestran que su consumo es una de las causas de la obesidad
Ciudad de México -

Entre una de las muchas sustancias de las que son peligrosas para la salud, últimamente se ha hablado mucho del jarabe de maíz de alta fructosa. Conoce más sobre él y aprende a equilibrar tus comidas para no correr riesgos.

También conocido como HFCS por sus siglas en inglés (High Fructose Corn Syrup), el jarabe de maíz de alta fructosa es una sustancia que tiene un poder excelente para endulzar alimentos sólidos, por lo que puede sustituir perfectamente al azúcar. ¿Y por qué las industrias lo utilizarían en lugar del azúcar de caña? ¡Porque es mucho más barato! Y se necesita una menor cantidad para fabricar más producto, es así como ha sido introducido en la industria desde los años 70s.

¿En qué tipo de productos se encuentra? Te sorprenderás, pero si te pones a leer las etiquetas de información nutrimental, te darás cuenta de que lo consumes todos los días en: refrescos, panes, galletas, jugos, cereales para el desayuno, pan de caja, yogurt, mermeladas, jaleas, postres, etc.

¿Peor que el azúcar?

Sí. Además de que aporta cantidades más altas de fructosa que el azúcar normal, el jarabe de maíz tiene un índice glucémico aún mayor es decir, que dispara aún más rápido nuestros niveles de glucosa en sangre. Estudios demuestran que su consumo es una de las causas de la obesidad, y que además favorece el riesgo de enfermedades crónicas como: hipertensión arterial, diabetes y enfermedades del corazón.

Además, es igual de adictivo, entre más productos endulzados con jarabe de maíz comas, más ansiedad te dará por comerlos.

¿Qué hacer? Es difícil eliminar por completo esta sustancia de nuestras vidas, te puedo confesar que yo no lo he logrado. La solución sería, no comer nada empacado ni artificial ó, que las industrias de alimentos dejaran de utilizar este edulcorante. Por supuesto que existen marcas de algunos productos que no lo usan, sin embargo, es difícil tener un total control y, a veces por practicidad, recurrimos al pan de caja, a las galletas e infinita comida.

Lo que sí puedes hacer es llevar un estilo de vida saludable, mantener un peso adecuado y no abusar de ningún alimento de este tipo. Debes recordar que lo dulce y rico en azúcar, es mejor comerlo antes o después del ejercicio, que es cuando tu cuerpo lo necesita y más lo va a aprovechar. Equilibrando tus comidas, sin excesos, comiendo fibra suficiente y haciendo ejercicio, podrás mantenerte saludable.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas