Siempre sale el sol: Adriana Jiménez, plata en mundial de clavados

Jiménez se prepara para la decisión del Comité Olímpico Internacional sobre los clavados de altura y Tokio 2020.
Adriana Jiménez con deseos de Juegos Olímpicos
  • Adriana descubrió los clavados de altura durante los 10 años que se tomó de retiro del deporte profesional.
Ciudad de México -

Estar a un paso de disputar los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 y ver tu sueño caer no es nada fácil. Adriana Jiménez lo sabe y ante un hecho que la alejó de su más grande logro, la mexicana decidió hacerse a un lado y dejar los clavados para emprender una nueva vida.

Fueron 10 años en los que Adriana se dedicó a estudiar, disfrutar, viajar y ahí se encontró con el deporte que hoy la tiene catalogada como una histórica en México; el clavado de altura. Avalado como deporte por la Federación Internacional de Natación en el Mundial de Barcelona en el 2013, Jiménez lo adoptó y apenas hace un mes, en julio, con 308.90 puntos, vio "salir el sol" en su carrera y dejar atrás el tropiezo de pequeña.

"Cuando realmente quieres algo, lo anhelas y lo sueñas no importa lo que pase, siempre hay que dejarlo atrás y salir con cosas nuevas. Siempre sale el sol para la gente buena y este año salió para mí", dijo en entrevista con Mediotiempo.

La clave para llegar al podio y colgarse la medalla de plata en Budapest fue el apoyo incondicional de familiares y amigos, pero sobre todo, el trabajo realizado con psicólogos y su entrenador.

"Reponerme fue algo duro, pero con ayuda de todo mi equipo, entrenador, psicológos, familia y amigos me ayudaron a sobreponerme de momentos malos", destacó.

Es así, que en el 2014 regresó de la mano con Red Bull para el Serial de la marca en donde ha tenido buenas participaciones desde los 20 metros de altura.

"Ese espacio de 10 años fue divertido y me dediqué a estudiar. La vida me regresó y me trajo aquí de nuevo diciéndome que no era el fin de mi carrera como clavadista, poniéndome en el riel de nuevo y que teníamos que cerrar ese círculo de una mejor manera".

Si bien no se ha tomado la decisión por parte del Comité Olímpico Internacional para avalar al Salto de Altura como deporte olímpico que en la edición de Tokio 2020 tendría las puertas abiertas; Adriana está ilusionada de representar a México y cerrar el ciclo profesional, pues con 32 años está consiente del camino que debe ser abierto a los nuevos prospectos.

"La ilusión de toda atleta es estar en Juegos Olímpicos, cuando tenía 19 años estuve a nada de clasificar a Atenas 2004 y fue por eso que me retiré. Regresé 10 años después y asistir a unos Juegos sería la justa más grande dentro de mi carrera", explicó sobre la justa veraniega y la espera de confirmar sí su deporte será aceptado. El 2017 terminará para la deportista con una Serie Mundial.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×