El cielo es mi límite: Ben Simmons tras volver de su lesión

Terminó con 18 puntos, 10 rebotes y cinco asistencias en su primer juego tras un año lesionado.
 El australiano está ansioso por jugar ante los Cavs de LeBron y los Warriors de Curry.  (Foto: Getty)
  • Tras cinco años de fracasos, Simmons espera ayudar a los 76ers a recuperar protagonismo en la NBA.
Filadelfia, Estados Unidos -

Ben Simmons apenas pisó la duela del Capital One Arena y sus ojos se cristalizaron. Hace más de un año una lesión lo marginó de las canchas, tan solo meses después de haber sido elegido como la primera selección del Draft de 2016 de la NBA por los Filadelfia 76ers.

Ahí estaban sus padres, quienes no podían faltar al primer partido oficial de su hijo ante los Washington Wizards tras un frustrante año en el que tuvo que conformarse con ver los partidos por televisión.

“El momento más memorable de anoche fue pisar la duela, sentir las luces y ver a mis compañeros ahí... brincar por la pelota. Nunca lo olvidaré, fue asombroso poder disputar mi primer juego con ellos (sus papás) ahí, estuve fuera un año y soy afortunado de finalmente volver a jugar”, comentó el australiano de 21 años.

El nacido en Melbourne no titubeó ni dio muestras de sentirse incómodo tras un año inactivo, terminó con 18 puntos, 10 rebotes y cinco asistencias pero no pudo evitar la derrota de Filadelfia, que cayó por marcador de 120-115.

“Con el juego que tengo, siento que pude haber hecho las cosas mejor. Puedo mejorar en muchas cosas, pienso que una vez que lo consiga será divertido”, aseguró el exjugador de los Tigers de Louisiana State en una conferencia telefónica con medios internacionales.

Simmons admitió que fue un año complicado, sin embargo, entendió que no ganaría nada lamentándose y optó por obsesionarse con analizar cada partido de sus futuros rivales.

“Están muchos chicos con los que quiero enfrentarme, equipos como los Cavs, los Warriors o Rockets. Quiero competir contra los mejores, pues es lo que he esperado mi vida entera, jugar contra ellos, tengo ahora la chance, el cielo es el límite”, indicó el alero de 2.08 metros de altura.

Luego de cinco temporadas sin postemporada en Filadelfia y 34 años sin tener el Larry O’Brien en sus vitrinas, la afición tiene depositadas todas sus esperanzas en Simmons. Pero tras una lesión que llegó a pensar que no le permitiría volver a jugar, él ya se siente un ganador.

“Lo disfruto, he trabajado para esto durante toda mi vida y finalmente ocurrió así que solo seguiré haciendo lo mejor que pueda, tomará tiempo pero espero disfrutar esta aventura”, finalizó.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×