Calaverita y pan de muerto: consejos para cuidarte en estas fiestas

Te daré algunos consejos para que la Catrina no venga por ti.
Ciudad de México -

Se acerca una de nuestras festividades favoritas y todos esperamos con ansias comer un delicioso pan de muerto con un chocolate caliente. No podemos negarlo porque es parte de nuestra tradición. ¿Cómo disfrutar del Día de Muertos cuidando además nuestro peso? Te daré algunos consejos para que la Catrina no venga por ti.

¿Qué nos aporta el pan de muerto? Una rebanada tamaño estándar contiene aproximadamente 240 Kilocalorías, que la mayoría provienen de los hidratos de carbono y azúcares. En menores cantidades aporta algo de grasa y sodio.

Entonces, como ya sabíamos, no es un alimento nutritivo ni que tenga propiedades para nuestra salud, más que darnos felicidad. Sin embargo, no hay alimentos prohibidos, podemos comer de todo pero aprendiendo a elegir.

• El mejor momento, después de correr. Terminando de hacer ejercicio el músculo requiere azúcar al instante para poder recuperarse. Si nos comemos una barra de fibra, le costará más trabajo llegar al azúcar, por eso el momento ideal para comer este tipo de alimentos es inmediatamente después de correr. Estos carbohidratos que comamos se irán directo al músculo y no nos engordarán, al contrario, nos ayudarán a recuperarnos mejor y evitar la ansiedad por el dulce el resto del día.

• El peor momento, frente a la televisión o la computadora. Si te vas a llevar tus dulces de Halloween para disfrutar tu serie favorita, o al cajón de la oficina, ¡corres peligro! De hecho podrías comer y comer hasta terminarte la bolsa entera. Al estar distraído tu cerebro no registra que estás comiendo y, además, el azúcar no nos da saciedad, al contrario, entre más comemos más se nos antoja.

• Aquí las porciones sí cuentan. Aunque no estén prohibidos, el exceso de azúcares y harinas es lo que nos hace subir de peso, pues lo que el cuerpo no utiliza como energía se va directo a nuestro almacén de grasa corporal. No te quedes con el antojo, es mejor comer una porción pequeña y que sea de vez en cuando.

• Si quieres otra rebanada, corre más. Aproximadamente para quemar una rebanada de pan de muerto, tendrías que correr entre 30-40 minutos a paso moderado, así que ya lo sabes, si te mueves más, podrás compensar los excesos.

Espero que disfrutes de estas fiestas y de tus alimentos favoritos sin excesos. Una rebanada delgada, o correr unos kilómetros de más, ¡tú eliges!

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas