Los Valenzuela, abiertos a negociación por ‘robo’ de peloteros

Valenzuela y su familia, acusaron al expresidente adjunto, Francisco Minjarez, de traspasar ilegalmente a cinco peloteros jóvenes
Los Valenzuela, abiertos a negociación
  • Dos de ellos ya fueron adquiridos por los Rangers de Texas de la MLB
Ciudad de México -

Luego de que en octubre pasado se diera a conocer que Fernando Valenzuela y su familia, propietarios de los Tigres de Quintana Roo, acusaran al expresidente adjunto del equipo, Francisco Minjarez de traspasar ilegalmente a cinco peloteros jóvenes a la novena escarlata sin recibir ningún pago por ellos, este jueves se efectuó una audiencia entre la Liga Mexicana de Beisbol, los Valenzuela y el presidente de Diablos, Othon Díaz, en la cual si bien aún no se resuelve la controversia, se reveló que puede haber un arreglo entre las partes.

Al salir de la audiencia realizada en las oficinas de la Liga Mexicana de Beisbol en la Ciudad de México, Fernando Valenzuela y su hijo se limitaron a decir que esperan que la Liga dé una resolución, luego de las pruebas expuestas en contra de Minjarez.

“No hay nada hasta que se tenga el resultado. Fue una audiencia normal, nada más. No hay ningún detalle. Siempre hemos confiado en la Liga, pero a ver qué pasa”, señaló Valenzuela padre de forma escueta, al tiempo que su abogado se limitó a decir que “es factible que sí (se pueda llegar a un acuerdo), pero estamos a la espera de las decisiones”.

La controversia sucedió porque Minjarez, -actualmente gerente deportivo de los Diablos Rojos- y quien era presidente de los Tigres antes de que el equipo fuera vendido a la familia Valenzuela, traspasó y registró ilegalmente en el roster de los Diablos a los peloteros Damián Mendoza Islas, Fernando Villalobos Castañeda, Oliver Zepeda Hernández, Luis Fernando Miranda Osorio y Hansen López Peralta.

En una entrevista realizada por Proceso, Francisco Minjarez se defendió de la acusación realizada por los Valenzuela, al señalar que el traspaso había sido por un “pacto de caballeros” entre el expresidente ejecutivo de Tigres, Cuauhtémoc Rodríguez y el expresidente ejecutivo de Diablos, Roberto Mansur –ambos ya fuera de dichos cargos- y que los jugadores solo habían sido registrados en los Tigres porque Diablos ya no tenía espacio en su roster y que mientras se abrían lugares, solo se los iban a “guardar”.

Lo que pelea la Familia Valenzuela, además de la ilegalidad de los traspasos y no recibir el dinero por ellos, es que en julio pasado, el joven pelotero Damián Mendoza, de 16 años, fue vendido por Diablos Rojos a los Rangers de Texas en 1.2 millones de dólares, dinero que no entró ni a las arcas de los Pingos, ni del conjunto felino, además de que también el infielder de 15 años, Fernando Villalobos será adquirido por el mismo equipo en 2018, cuando tenga la edad reglamentaria.

Incluso, los Valenzuela pusieron ultimátum si es que el caso no se resuelve a su favor y acudirían a la oficina del comisionado de la Major League Baseball (MLB) Rob Manfred, para que les ayude en el caso.

En tanto, cuando se buscó al Presidente de la Liga Mexicana de Beisbol, Javier Salinas, el directivo no quiso hacer ninguna declaración ante los medios al “no considerarlo pertinente”.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×